Por temor a escasez, cientos se forman para rellenar tanques

·3  min de lectura

MONTERREY, NL., febrero 20 (EL UNIVERSAL).- En diversos puntos de la zona metropolitana se registraron largas filas de clientes que acudieron a llenar sus tanques de gas LP, ante el temor de que pudiera presentarse escasez del hidrocarburo, debido al frente frío que se registra en Texas y el norte de México, y que esta semana provocó apagones en esta región, al fallar el suministro de gas natural que se importa desde Estados Unidos para las plantas de generación eléctricas.

Las compras masivas de gas LP estuvieron alentadas no sólo por la experiencia de los apagones, sectorizados pero constantes, que realizó la Comisión Federal Electricidad, y que en algunos casos llegaron a más de 24 horas.

Influyó también un exhorto que hizo la compañía Naturgy a sus clientes industriales para que, ante la emergencia en Texas, traten de disminuir hasta 80% sus consumos ordinarios, a fin de garantizar el suministro a los usuarios domésticos e instalaciones estratégicas.

Pero además, comentó Jorge García, un vecino de la colonia Nuevo San Sebastián, en Ciudad Guadalupe —mientras llenaba su tanque en un expendio de la colonia Tacubaya— pudo influir un rumor que estuvo circulando por WhatsApp los dos últimos días, en el que se advertía la posibilidad de que hubiera "un apagón más prolongado", sin que se dieran elementos para sustentar esa versión, sólo se mencionaba como "fuente" un supuesto empleado de una gran empresa de Monterrey.

Esto hizo que algunos vecinos hasta se pusieran a llenar recipientes con agua, por si acaso se suspendía el suministro y llegaba a faltar el vital elemento, como en Texas, dijo el vecino guadalupense.

"Uno mismo provoca el caos", agregó García, y recordó que así ocurrió durante la campaña que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador emprendió contra el huachicoleo de gasolina, ya que muchos automovilistas, que por lo general le ponen cien o 200 pesos a su vehículo, ante los rumores que se desataron en las redes sociales sobre escasez del combustible, se pusieron a llenar sus tanques, acabando en pocas horas las reservas que se tenían previstas para dos o tres días en la zona metropolitana.

Algo así sucedió esta vez, ya que hubo personas que, teniendo todavía sus tanques con hidrocarburo, los desconectaron para rellenarlos, cuando hubiera bastado que llevaran el que tenían vacío.

Despachadores del expendio de Gas Sultana comentaron que, durante esta semana, al registrarse temperaturas por debajo de los cero grados centígrados, aumentó por lo menos al doble la venta de gas LP, ya que algunas familias lo utilizan para sus calentadores, y los automovilistas que han reconvertido los motores de sus vehículos para que trabajen con este combustible también han ido a llenar sus tanques.

Un tanque de 40 litros para el consumo doméstico, comentaron algunos compradores, les dura hasta tres meses, es decir, pagan 432 pesos, menos de 150 pesos por mes, y quienes usan gas natural gastan 600 o 700 pesos por bimestre, siendo probable que en el próximo recibo "se les cargue la mano", por la situación de Texas.