Con temor, acuden a clases en secundaria

·3  min de lectura

Kevin Ruiz

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 28 (EL UNIVERSAL).- Estudiantes de la Secundaria 88 Nabor Carrillo Flores, ubicada en la colonia Jardín Balbuena, en Venustiano Carranza, temen regresar el lunes a la escuela, luego de que uno de los alumnos de segundo grado hiciera una amenaza el 19 de mayo a través de grupos, en donde supuestamente haría un tiroteo.

A pesar del miedo, las autoridades escolares informaron a las vocales de cada uno de los grupos que el adolescente no puede ser expulsado, pues se le estaría negando un derecho constitucional.

Trabajadores y profesores, quienes prefieren permanecer en el anonimato, contaron que el lunes se espera el regreso de los alumnos, quienes retomarán clases en la secundaria en ambos turnos; se prevé que haya presencia de la policía y se revisen las mochilas.

EL UNIVERSAL realizó un recorrido por la zona en donde vecinos, trabajadores y profesores coincidieron en que el caso se volvió hermético y se les conminó a no realizar ninguna declaración al respecto a los medios de comunicación.

Sin embargo, señalaron que las autoridades escolares y de la Secretaría de Seguridad Pública (SEP) no ofrecieron información a los docentes, ni los protocolos a tomar en cuenta para el arribo de los estudiantes el lunes.

"Nada más nos dijeron que sobre la marcha iríamos viendo". "La verdad es que nosotros estamos como ustedes, no sabemos bien qué pasó". "La directora no nos dijo nada cuando sucedió [la amenaza] y ahorita tampoco", fueron algunos de los comentarios que hicieron a esta casa editorial.

Al darse a conocer este hecho la fiscalía capitalina inició una carpeta de investigación, y el viernes por la mañana la escuela estuvo con presencia de elementos de la Guardia Nacional, contaron maestros.

Hasta las puertas del centro estudiantil arribaron alumnos la tarde del viernes para saber de primera mano qué era lo que sucedía en su escuela y para conocer qué se había acordado en las reuniones que se sostuvieron durante la mañana.

Fabrizio y Emiliano comentaron que tras los hechos, de las 200 personas que acuden al plantel, únicamente asistieron 40, pues todos tenían miedo, ya que se habían enterado a través de chats que tienen los mismos padres de familia de la supuesta amenaza de un tiroteo.

Del estudiante que realizó dicha amenaza dijeron que "no sabemos casi nada de él, sólo que es de segundo grado".

Recordaron lo sucedido en la escuela primaria Uvalde, en Texas, Estados Unidos, por lo que dijeron tener miedo de regresar, pero que inevitablemente lo tienen que hacer el lunes.

Entre los acuerdos que alcanzaron a conocer los propios estudiantes es que se estableció que el lunes se reanuden las clases, habrá presencia de la policía capitalina y se hará revisión de las mochilas.

La fiscalía informó que inició una carpeta de investigación por el delito de amenazas, luego de que se conociera la información sobre un atentado.

Y es que el joven escribió a sus compañeros que "si no quieren morir mejor no vengan, dispararé a todos lados mañana”"

Las autoridades ubicaron dos carpetas de investigación por el delito de violencia familiar en las que se encuentran posiblemente relacionados los padres del adolescente.

Vecinos señalaron que las autoridades deben atender sicológicamente no solamente al menor de edad, sino también a sus padres.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.