Nuevo temblor en el “ministerio social” del Vaticano: renunció el cardenal Turkson

·5  min de lectura
El Papa, hoy, durante la audiencia navideña con los empleados del Vaticano
FILIPPO MONTEFORTE

ROMA.- Después de una semana de rumores, finalmente se confirmó hoy un cambio dramático en la curia romana, comparable a un temblor: la salida del cardenal ghanés Peter Turkson del Dicastero para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, el “ministerio social” del Vaticano, que fue reemplazado ad interim por un jesuita, el cardenal checo-canadiense, Michael Czerny.

Aunque ya desde hace días se había filtrado a los medios que Turkson, de 73 años, único purpurado africano al frente de un organismo de la curia y considerado “papabile” en los últimos dos cónclaves, había presentado su renuncia al Papa, un comunicado de la Sala de Prensa aclaró que se trataba de un recambio normal, al vencer su mandato de cinco años. De hecho, el comunicado precisó que no sólo Turkson presentó la renuncia, sino que lo hicieron, en bloque, todos los superiores de este dicasterio tras el resultado de una investigación que, tras un pedido del Papa, hizo el cardenal estadounidense Blase Cupich, arzobispo de Chicago, en los últimos meses.

Junto a un equipo, Cupich puso bajo la lupa el funcionamiento de un dicasterio relativamente nuevo, donde trabajan unas 70 personas y marcado por la existencia de cinco subsecretarios. Uno de ellos era justamente Czerny, de 75 años y hombre de confianza del Papa, a quien ayudó a elaborar la encíclica Laudato Sí.

El Papa con el cardenal Turkson, en enero pasado
Alessandra Tarantino


El Papa con el cardenal Turkson, en enero pasado (Alessandra Tarantino/)

“Mientras agradece sinceramente al cardenal Turkson y a sus colaboradores por el servicio realizado y a la espera del nombramiento del nuevo directivo, el Santo Padre le encomendó ad interim la gestión ordinaria del mismo dicasterio a partir del 1 de enero de 2022 al cardenal Michael Czerny como prefecto y a sor Alessandra Smerilli como secretario”, indicó el comunicado de la Sala de Prensa.

El Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral fue creado por Francisco en agosto de 2016 y comenzó a operar en enero de 2017. Considerado una de las grandes reformas del pontificado, el “ministerio social” del Vaticano fue el resultado de la fusión de cuatro Consejos Pontificios: el Consejo Pontificio Justicia y Paz, el Consejo Pontificio «Cor unum», el Consejo Pontificio para la Pastoral de los Emigrantes e Itinerantes y el Consejo Pontificio para la Pastoral de la Salud.

Este ministerio ya había sufrido un sacudón a fines de agosto pasado, cuando repentinamente renunció el sacerdote argentino Augusto Zampini, que era secretario adjunto del dicasterio y estaba al frente de una inédita task-force para responder en forma urgente a la pandemia y post-pandemia del coronavirus. De 52 años Zampini, que regresó a la Argentina, fue reemplazado en forma interina por Smerilli, monja salesiana y economista.

Aunque el propio Turkson hace unos días en una conferencia de prensa dijo que se trataba de un recambio normal al vencerse un mandato de cinco años, su salida de todos modos significa un sacudón y abre varios interrogantes. Entre ellos, qué nuevo cargo le dará el Papa a Turkson, único africano al frente de un dicasterio de la curia y cuánto tiempo se quedará Czerny como prefecto del “ministerio social”.

Creado cardenal por el papa Francisco en 2019 y un día antes, obispo, Czerny nació en lo que hoy es República Checa y a los dos años debió emigrar a Canadá. Estudió en Estados Unidos y después del asesinato de los jesuitas en la Universidad Centroamericana (UCA) en El Salvador, en 1989, se desempeñó allí como vicerrector; vivió diez años en África donde fundó y dirigió la Red Jesuita Africana sobre el sida; y fue asesor del cardenal Turkson, presidente del Pontificio Consejo Justicia y Paz. En 2017 el Papa lo designó subsecretario de la Sección de Migrantes y Refugiados del Dicasterio para la Promoción del Desarrollo Humano Integral, que está bajo su directo control; y luego secretario especial del sínodo sobre la Amazonia.

Llamado a la humildad

Justo en el día en el que finalmente el Vaticano confirmó lo que era un secreto a voces, es decir, la esperada salida de Turkson, en su tradicional discurso para los saludos navideños a los miembros de la curia el Papa hizo un fuerte llamado a la humildad y a la sobriedad.

El Papa hoy, durante la audiencia navideña con los empleados del Vaticano
FILIPPO MONTEFORTE


El Papa hoy, durante la audiencia navideña con los empleados del Vaticano (FILIPPO MONTEFORTE/)

“Si la Palabra de Dios le recuerda al mundo entero el valor de la pobreza, nosotros, miembros de la curia, debemos ser los primeros en comprometernos a una conversión a la sobriedad”, dijo, hablando como el año pasado en el amplia Aula de las Bendiciones del Palacio Apostólico ante cardenales y obispos y demás funcionarios, todos con barbijo . “Si el Evangelio proclama la justicia, nosotros debemos ser los primeros en intentar vivir con transparencia, sin favoritismos ni grupos de influencia. Si la Iglesia sigue el camino de la sinodalidad, nosotros debemos ser los primeros en convertirnos a un estilo diferente de trabajo, de colaboración, de comunión; y esto sólo es posible a través de la senda de la humildad”, agregó Francisco que, a diferencia de años anteriores en los que enumeró enfermedades, remedios y resistencias, fue más filosófico. E indicó tres maneras para “hacer de la humildad un itinerario concreto que podamos poner en práctica”: participación, comunión y misión.

Hablando de la comunión, recordó que “la complicidad crea divisiones, facciones y enemigos; la colaboración exige la grandeza de aceptar la propia parcialidad y la apertura al trabajo en equipo, incluso con aquellos que no piensan como nosotros”. “En la complicidad -advritió- se está juntos para lograr un resultado externo. En la colaboración se permanece juntos porque nos interesa el bien del otro y, por tanto, el de todo el Pueblo de Dios al que estamos llamados a servir: no olvidemos el rostro concreto de las personas, no olvidemos nuestras raíces, el rostro concreto de quienes fueron nuestros primeros maestros en la fe”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.