"No es un tema personal": Arturo Islas sobre la liberación de Big Boy

·5  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, abril 12 (EL UNIVERSAL).- "La realidad es que Big Boy estuvo 30 años trabajando en el circo y seis años en el olvido", comenta el influencer Arturo Islas Plox en entrevista, después de que en los últimos días recibiera críticas por la liberación del elefante.

El creador de contenido y activista fue señalado por miembros de la familia que tenía a su cuidado al paquidermo, quienes dijeron que lo que mostró en sus imágenes había sido un circo. Al respecto, Arturo desmiente las críticas: "Yo les estoy poniendo las imágenes como son, yo no llevé un pincho, ahí está, yo no llevé unas cadenas, grilletes, yo no metí 25 caballos a una jaula de 2x2, todo lo que hay alrededor; también hay un tema de maltrato animal muy fuerte, había perritos en los trailers", señala.

"No es un tema personal contra ellos, aquí es donde necesito que entendamos, que no es un tema personal, no es 'Arturo rescató a Big Boy', no; es 'todos lo hicimos', hasta incluso ellos, pero vamos a ser sinceros, lo vendieron, no lo donaron".

Le mienten a Arturo Islas

El animal era reconocido en el medio circense por pertenecer a la familia Fuentes Gasca; según explicó Paola Fuentes en sus redes sociales, las dueñas de Big Boy e hijas de Gustavo Fuentes Gasca lo dejaron al cuidado de su padre, pero se desentendieron de él en estos seis años.

Uno de los puntos que aseguraron fue que Román (nombre del elefante) estaba libre, cosa que Arturo dice que es una mentira pues para hacerlo hubieran tenido que golpearlo con el pincho para controlarlo. Además, comenta que había un hoyo debajo de él que se hace por tener ese peso tanto tiempo en un mismo lugar.

"Al animal a lo mejor seis años le dieron de comer y lo bañaron, pues eso no quiere decir que no haya maltrato, yo puedo tener un perro en una caja, darle de comer y bañarlo y eso no quiere decir que se sienta bien en una caja", comenta Islas.

"El lugar no era para tener un elefante, y otra cosa, se puede generar un tema de seguridad social porque no puedes decir que tenías ese elefante suelto en ese terreno porque las rejas no son de contención para un elefante, pones en peligro a la población".

Islas no utilizará a Big Boy para un filme

Islas comenta que lo único que le pidió a la familia fue grabar al animal en donde vivía.

"El teatro lo hicieron del otro lado por temor a ser juzgados y los entiendo. Esas personas decían que vivía en 3 hectáreas, es mentira, el terreno mide 8 mil metros cuadrados y la carpa 23 metros cuadrados y Big Boy no estaba en los 8 mil metros cuadrados porque cuando lo sueltas empieza con la trompa a romper todo y ahí tenían trailes y jaulas", explica.

Además desmiente que piense utilizar a Big Boy para su película pues sí realizará un largometraje pero será digital y se recreará al elefante para que se conozca su historia.

"Yo no sería capaz de poner a chambear a Big Boy, cómo lo voy a poner a trabajar en una película, lo último que quiero es volverlo a subir al trailer. Lo triste es que hayan generado una polémica tan dañina por sentirse agredidos", apunta.

El influencer lamenta que nadie hiciera nada antes por Big Boy pues estuvo en venta en grupos de Whatsapp por mucho tiempo y nadie buscó los medios para comprarlo.

"Yo traigo mis cámaras porque finalmente estoy en donde estoy porque denuncio a través de los videos, es lo que también tienen que entender; como si ahora fuera delito. Tenemos que hacer popular cuando hacemos el bien porque eso motiva a otras personas a hacer el bien, yo no voy a dejar de hacer videos", asegura.

"Las personas que me empezaron a atacar, las fotos de esas personas con Big Boy es él con aretes, con rubíes en la cara en un espectáculo en medio de 400 personas, ¿sabes qué hay que hacerle para que se pare en dos patas? madrearlo, entonces ahora resulta que el circo es bueno?".

Espera Islas llevar al elefante a un santuario

Arturo apunta que se le quiso engañar asegurando que el elefante vivía libre, pero no lo lograron y detalla que en este momento Big Boy está en cuarentena en el Zoológico de Culiacán, pero espera que mucho antes (en máximo 20 días) pueda llevarlo al lugar en el que se quedará y que está a las afueras de Culiacán.

Adelanta que especialistas le están haciendo estudios y sacando sangre para ver su estado pues cuenta que recibió al animal con 300 kilos menos de su peso promedio. Además, explica que las donaciones son para el cuidado del elefante.

"Este fin de semana las máquinas ya terminaron de limpiar el terreno donde él va a estar. El terreno que adquirimos es de 21 hectáreas, de las cuales inicia Big Boy con dos para él solo, eso nos pondría como uno de los recintos para un solo elefante más grandes del mundo", comenta.

"No queremos que esté en un lugar donde la gente vaya a estresarlo, queremos que él esté bien y es una manera de agradecerle todo lo que le dio al público mientras trabajaba en el circo; creo que vivir en esas condiciones debe de ser duro para cualquier animal".