El telescopio espacial James Webb reveló detalles sobre la galaxia Rueda de Carro

·2  min de lectura
© NASA / AP

Una nueva entrega del moderno visor espacial arrojó fotografías inéditas de la peculiar galaxia, su formación de estrellas y los agujeros negros. Gracias a su mirada infrarroja, el Webb pudo alcanzar un nivel de nitidez que el telescopio Hubble no había obtenido por el revestimiento de polvo que rodea el circular sistema. La NASA advirtió que también ahondará sobre el pasado y el futuro de la ‘Cartwheel’.

El avance científico continúa gracias a la precisión del telescopio espacial James Webb por la alta calidad de sus imágenes. En esta entrega, su potencial reveló el caos que compone la galaxia Rueda de Carro, su formación estelar y sus agujeros negros.

Esta constelación había sido detectada por el Hubble, pero sus detalles eran un misterio dado que el polvo que recubría los astros no permitía una visualización óptima. Sin embargo, por el sistema de mirada infrarroja del Webb, se pudo dilucidar.

Las instantáneas mostraron a Rueda de Carro y otras dos galaxias más pequeñas que acompañan con un telón de fondo de muchas otras galaxias.

Los comunicados de la estadounidense NASA y la Agencia Espacial Europa (ESA) informaron que también permitió revelar el comportamiento del agujero negro dentro del centro galáctico y da una muestra de cómo ha cambiado a lo largo de miles de millones de años.

‘Cartwheel’, por su nombre en inglés, está ubicada a 500 millones de años luz en la constelación de Sculptor y tiene una visión poco común. Su aspecto es el resultado de un intenso y peculiar acontecimiento, como supone una colisión a alta velocidad entre una gran galaxia espiral y otra más pequeña, que no se puede apreciar en esta imagen.

Estos choques galácticos siempre generan una seguidilla de eventos diferentes y más pequeños. En este caso puntual, afectó la forma y estructura de la galaxia.

Su composición comprende dos anillos –uno interior brillante, otro circundante de color- que se expanden hacia el exterior desde el centro de la colisión, como las ondas del agua después de arrojar una piedra.

"Una galaxia anular"

Por estas características, los astrónomos la llamaron “una galaxia anular”, un tipo de estructura menos frecuente que, por caso, el de espirales, como el que posee la Vía Láctea.

Además, Rueda de Carro lleva un núcleo brillante que contiene una vasta cantidad de polvo caliente y las zonas brillantes son campos amplios de estrellas jóvenes.

En tanto que el anillo exterior, que se ha expandido durante unos 440 millones de años, está reinado por la formación de estrellas y supernovas. El desplazamiento de este anillo permite que se filtre el gas circundante y nazcan estrellas.

Esta imagen del Webb recalca que Rueda de Carro está “en una etapa muy transitoria” y que continuará su transformación con el paso del tiempo.

La NASA y la ESA han informado que, más allá de la instantánea que obtuvo el Webb, también podrá determinar una visión de los acontecimientos anteriores de la galaxia y cómo puede evolucionar en el futuro.

Con EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.