Telefónica aumenta su apuesta por los ODS y la financiación verde supera los 15.000 millones de euros

Redacción Medioambiente, 2 ene (EFE).- Telefónica acelerará en 2023 su compromiso con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU después de haber protagonizado las primeras emisiones de bonos e híbridos verdes y sostenibles del sector de las telecomunicaciones desde 2019 y haber sobrepasado ya los 15.000 millones de euros, incluyendo líneas de financiación sostenibles.

Así, dentro de su marco de financiación sostenible verificado por Sustainalytics, a comienzos del pasado ejercicio la operadora completó la refinanciación de su principal línea sindicada de 5.500 millones de euros, ligada a dos objetivos de sostenibilidad, uno ambiental y otro social, explicaron a EFE desde la compañía.

En mayo de 2022, Telefónica emitió con éxito su primer bono senior sostenible por importe de 1.000 millones de euros y a un plazo de 9 años. Dichos fondos van destinados a financiar inversiones en proyectos verdes como mejora de la eficiencia energética gracias a la transformación de las redes de cobre hacia redes de fibra y al despliegue de la tecnología 5G.

También se acelerará el despliegue y mejora de la conectividad de banda ancha en zonas rurales con el objetivo de impulsar la conectividad inclusiva, por un lado, y de estimular el emprendimiento y la generación de empleo, por otro.

Con esta operación, Telefónica consiguió superar con antelación su objetivo de 10.000 millones de euros en financiación bajo criterios de sostenibilidad y definió como nuevo hito que el 25% de su financiación hasta 2024 responda a criterios de sostenibilidad.

Hace solo dos meses, Telefónica reabrió el mercado europeo de híbridos corporativos, cerrado desde mediados de septiembre, con la emisión de un bono híbrido verde por importe de 750 millones de euros a 6 años.

Estos fondos sostenibles van destinados a financiar proyectos verdes como la mejora de la eficiencia energética de su red, el despliegue de nuevas tecnologías como el 5G, o aquellos que mejoran la conectividad de banda ancha en zonas rurales o no conectadas al favorecer el progreso socioeconómico y que contribuya a disminuir la llamada brecha digital a través de una tecnología más accesible y la educación en habilidades digitales.

Además, según se explicó desde la internacional, encajan también con el objetivo de ayudar a sus clientes a evitar la emisión de más de 50 millones de toneladas de emisiones de CO2 entre 2020 y 2025 gracias a soluciones digitales y a alcanzar cero residuos en 2030.

Los despliegues de fibra óptica y de infraestructura 5G como parte de la transformación de las redes, junto con los planes para extender la energía renovable, son determinantes en la consecución de estos objetivos. La fibra óptica pasa por ser un 85% más eficiente en términos de energía que el cobre; y el 5G consume, por unidad de tráfico, hasta un 90% menos que el 4G.

CERO NETO EN 2040

Avanzando en su objetivo de reforzar los compromisos de descarbonización en toda su cadena de valor para 2040 y apoyar futuros procesos de toma de decisiones que permitan seguir reduciendo sus emisiones de gases de efecto invernadero, la operadora ha sido la primera telco del mundo en obtener la validación de la iniciativa Science Based Targets (SBTi) de sus objetivos medioambientales cero neto, tanto a corto como a medio y largo plazo.

De hecho, en seis años, la compañía ha disminuido más del 40% todas sus emisiones (un 70% para los Alcances 1+2 desde 2015, y un 27% para el Alcance 3 desde 2016).

Para garantizar el cumplimiento de los objetivos de reducción de emisiones, Telefónica los ha integrado en su modelo de gobierno a través de su Plan de Acción Climática en el que define cómo se alinean sus activos existentes, operaciones y modelo de negocio con las recomendaciones científicas climáticas más ambiciosas. ​

En su ruta hacia el Cero Neto considera que es fundamental seguir optimizando sus procesos internos, colaborar con los proveedores y fomentar la economía circular, ayudar a descarbonizar la actividad de sus clientes, alinear la sostenibilidad ambiental y financiera, ser transparentes e involucrar a todos.

Telefónica dispone de una red alimentada por fuentes renovables, que gracias a la implementación de proyectos de eficiencia ha conseguido reducir el consumo energético un 7,2% desde 2015 a pesar de que el tráfico gestionado desde entonces ha aumentado 6,7 veces. Este 2022 la compañía consumió electricidad 100% renovable en sus principales mercados, además de en Perú y Chile, y lo hará en todo Hispanoamérica en 2030.

(c) Agencia EFE