Las nuevas tecnologías ya resuelven problemas concretos

LA NACION

Economía colaborativa, Internet de las cosas y realidad virtual. Tres términos del diccionario de la innovación aplicados a proyectos. Para explicarlos, estuvieron presentes Matías Recchia, creador de IguanaFix; Claudio Figuerola, CEO de Wabee; Mariano Otero, director de operaciones de Uber; y Cristian Waitman, cocreador de MindCotine.

IguanaFix es una plataforma para encontrar profesionales que realicen arreglos en el hogar o en automóviles. El catálogo de más de 15.000 trabajadores (entre ellos, electricistas, gasistas y plomeros), cuenta además con una puntuación para cada uno. "Es una plataforma donde están solamente los buenos. Es un círculo virtuoso donde la gente que es responsable puede tener acceso a mejores trabajos", detalló.

Además de ofrecer una alternativa superadora a la recomendación de "boca en boca", IguanaFix busca trabajar con los profesionales de la plataforma con el fin de incentivarlos para que se muevan en el marco de la formalidad y así trabajar no solamente para personas, sino también para empresas y tener acceso a seguros u obtener financiamiento.

Wabee combinó Internet de las cosas con la coyuntura argentina: tras los anuncios de los aumentos en las tarifas de electricidad, Figuerola cocreó un dispositivo que se conecta con una aplicación para smartphones y permite saber cuánta energía se consume durante el día, cuánta "utiliza" cada aparato enchufado y en qué momento del día hay picos de consumo. Figuerola aseguró que Wabee es un producto que utiliza Internet de las cosas para "ayudar a la gente a tomar decisiones" y que el mejor marketing para lo que comercializa es el ahorro energético que se genera una vez instalado el producto.

La "mezcla" de realidad virtual y mindfulness, la técnica de meditación que es un éxito en Occidente, dio como resultado MindCotine, una herramienta que acompaña a los fumadores durante 21 días para que dejen el cigarrillo. Para realizar el tratamiento, los usuarios necesitan un smartphone para descargar la aplicación y un cardboard, un visor de realidad virtual de cartón y accesible. "Ponemos al fumador ante situaciones y vamos tratando de que cambie su relación con el tabaco y que entienda y elija no fumar más", describió Waitman.

La mitad del equipo de MindCotine está en Silicon Valley, donde los integrantes de la startup reciben entrenamiento como emprendedores en una aceleradora. La otra mitad está en la Argentina, donde realiza la investigación científica para comprobar la efectividad del tratamiento.

Por su parte, Uber nació en 2009 con la idea de simplificar el proceso de viajar. A través de una aplicación, los usuarios pueden pedir autos para que los lleven de un punto a otro. El problema que la compañía quiere solucionar, explicó Otero, es la cantidad excesiva de autos que hay en las ciudades y que, además, pasan el 96% de su tiempo estacionados. "Hay muchos autos para pocas personas y nuestra solución es lograr que sean compartidos, y que para los usuarios haya un trayecto sin desvíos y que no le genere un costo excesivo", detalló Otero.