Tecnología en pandemia: la inspiradora historia del estudiante que quiere continuar el legado familiar en Jujuy

·4  min de lectura
Héctor Rueda fue uno de los 30 estudiantes universitarios que fueron seleccionados en el programa Semillas para el Futuro (Seeds for the future) organizado por Huawei
Héctor Rueda fue uno de los 30 estudiantes universitarios que fueron seleccionados en el programa Semillas para el Futuro (Seeds for the future) organizado por Huawei

Como muchos jóvenes de la zona, Héctor Rueda acompaña a sus padres en el local de artesanías de Chalala, una comunidad fundada hace unos 18 años a unos pocos kilómetros de Purmamarca, Jujuy, un punto turístico de referencia para la provincia norteña. Sin embargo, la pandemia afectó tanto la actividad comercial como la vida de las familias de la zona.

“Nos afectó mucho porque redujo el turismo, nuestra principal fuente de ingresos. Ante este problema nos propusimos buscar más recursos, programas y oportunidades para poder desarrollar el comercio electrónico y la gestión de las redes sociales, entre muchas otras herramientas digitales. No solo a ellos, sino a la comunidad originaria de la que formo parte”, cuenta el estudiante de ingeniería mecánica de 26 años sobre los desafíos que tuvieron que enfrentar durante la pandemia.

Muchos artesanos de la zona no contaban con otra forma de ingresos más allá del turismo presencial. Por este motivo, de a poco, Rueda comenzó a organizar diversas iniciativas de capacitación para salir adelante de la mano de la tecnología. Así fue que, más allá de las dificultades, los miembros de la comunidad buscaron alternativas para acceder al comercio electrónico para llevar sus producciones a todo el país.

A su vez, la educación también estuvo afectada por la pandemia, ya que hubo que apelar a la creatividad para sostener el ciclo lectivo. “No todos tienen acceso a la tecnología en Chalala, y por eso los jóvenes de la comunidad que contaban con una computadora y acceso a Internet se convertían en los referentes para organizar y transmitir las consignas y tareas enviadas por los maestros”, explica Rueda sobre la manera de sobrellevar las limitaciones que impuso el Covid en este remoto pueblo ubicado a pocos kilómetros de Purmamarca.

A punto de recibirse como ingeniero mecánico en la Universidad Nacional de Tucumán, Rueda fue uno de los 30 estudiantes universitarios que fueron seleccionados en el programa Semillas para el Futuro (Seeds for the future) organizado por Huawei, una iniciativa con capacitaciones y entrenamientos intensivos enfocados en las últimas tecnologías, como conectividad 5G, inteligencia artificial y almacenamiento en la nube.

El programa, orientado a estudiantes universitarios de todo el país que se encuentran en sus últimos años de sus carreras, busca capacitar a futuros ingenieros con temas que no se abordan desde el ámbito académico, como tecnologías emergentes, liderazgo y desarrollo profesional. Con el apoyo de sus profesores, preparó su propuesta para sumar los conocimientos necesarios para llevar adelante sus proyectos e iniciativas en su comunidad y fue una de las iniciativas más votadas durante la convocatoria.

El programa, que se desarrolló entre agosto y septiembre, también contó con el apoyo de científicos, expertos y profesores que compartieron sus conocimientos sobre temas como ciberseguridad y ciudades inteligentes. “El aspecto federal del programa, con la participación de jóvenes de varias provincias del país y también un porcentaje elevado de mujeres, algo muy significativo para nosotros en la intención que tenemos por acortar la brecha de género en las TICs”, dijo por su parte Juan Bonora, vicepresidente de Huawei Argentina.

Jujuy, su lugar en el mundo

A punto de recibirse como ingeniero mecánico, Rueda busca volver a Chalala, una comunidad ubicada a unos 3 kilómetros de Purmamarca, Jujuy, para crear su propio proyecto y ayudar a impulsar las iniciativas locales de artesanos y productores
A punto de recibirse como ingeniero mecánico, Rueda busca volver a Chalala, una comunidad ubicada a unos 3 kilómetros de Purmamarca, Jujuy, para crear su propio proyecto y ayudar a impulsar las iniciativas locales de artesanos y productores


A punto de recibirse como ingeniero mecánico, Rueda busca volver a Chalala, una comunidad ubicada a unos 3 kilómetros de Purmamarca, Jujuy, para crear su propio proyecto y ayudar a impulsar las iniciativas locales de artesanos y productores

“Siempre que puedo, regreso a mi pueblo para compartir su conocimiento y ayudar a los más jóvenes. Con mis hermanos organizamos cursos de informática para los chicos de la comunidad”, y agrega que su expectativa está, además de ganar experiencia como profesional en el sector industrial, en brindar todo su conocimiento en las actividades de Chalala, como en la artesanía, la producción de lanas o el desarrollo de una agricultura sustentable.

Aún con las limitaciones actuales, Rueda confía en que el avance de la tecnología permitirá que pequeños pueblos como Chalala puedan aprovechar el impacto tecnológico para borrar las fronteras físicas. “Quiero motivar a los jóvenes para que puedan progresar y capacitarse. Que puedan desarrollar su espíritu emprendedor, pero sin tener la obligación de alejarse de la comunidad”.

Impulsado desde la curiosidad y la formación autodidacta desde pequeño al momento de resolver problemas cotidianos lejos de los grandes centros urbanos, Rueda está a punto de egresar de la Universidad Nacional de Tucumán. ¿Cómo imagina su futuro después la carrera?

“Voy a seguir con mi capacitación. También voy a tratar de ingresar en la industria y ganar experiencia. Pero lo que más motiva es crear un emprendimiento en mi tierra y ayudar a mi comunidad”, agrega el futuro ingeniero mecánico que, con la ayuda de la tecnología, quiere continuar con el legado de sus padres en Jujuy.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.