El tecnócrata Abdalá Hamdok, una figura de consenso en Sudán

·2  min de lectura

Abdalá Hamdok, el tecnócrata que se ha convertido en el rostro de la sociedad civil hacia la transición democrática en Sudán, retomará las riendas del gobierno un mes después de haber sido destituido por los generales que orquestaron un golpe de Estado el 25 de octubre.

Este veterano economista y figura de consenso, de 65 años, parece apostar de nuevo por asociarse con los militares y llevar a Sudán a unas elecciones libres.

Hamdok encabezó un gobierno civil al mismo tiempo que el general Abdel Fattah al Burhan presidía el Consejo de Soberanía, la más alta autoridad de la transición.

El Consejo, compuesto por civiles y militares, fue creado tras la caída en 2019 del dictador Omar al Bashir para supervisar la transición a la democracia.

Pero el 25 de octubre, el general Burhan rompió el pacto entre militares y civiles y detuvo a Hamdok, junto con otros líderes civiles.

El economista, que estudió en el Reino Unido y trabajó para la ONU y organizaciones africanas, estuvo bajo arresto domiciliario hasta este domingo, según anunció su oficina a la AFP. Está casado y tiene dos hijos.

Durante su detención, Hamdok recibía a militares y exrebeldes sudaneses, así como a embajadores occidentales y diplomáticos internacionales para trabajos de mediación. Su oficina no dejó de publicar mensajes con llamados a manifestarse para "proteger la revolución" de 2019.

Hasta el anuncio, este domingo, de un acuerdo con el general Burhan que prevé su regreso al poder y la liberación de los líderes civiles, se había opuesto a varias propuestas para salir de la crisis.

- Paladín de la transparencia -

Hamdok goza de una imagen de paladín de la transparencia y de la buena gobernanza, especialmente desde que rechazó el puesto de ministro de Finanzas bajo el mandato del dictador Al Bashir en 2018.

Tras una tentativa de golpe en septiembre, el economista, que regresó a Jartum, la capital, en agosto de 2019, había avisado de que la transición atravesaba su "peor" crisis.

Su gobierno tenía que instaurar instituciones democráticas en Sudán, incluido un parlamento aún inexistente y organizar unas elecciones en 2023. Una tarea difícil tras 30 años de dictadura.

Nacido en enero de 1956 en el estado de Kordofán del Sur, Hamdok fue alabado por lograr un acuerdo de paz en esta zona en octubre de 2020 entre una coalición de grupos rebeldes y las fuerzas gubernamentales.

Además, bajo su mandato, Sudán fue retirado de la lista estadounidense de países que apoyan el "terrorismo", tras reconocer el Estado de Israel.

En el plano económico, Hamdok logró que el Fondo Monetario Internacional borrara una parte importante de la deuda del país.

Pero las políticas de austeridad pedidas por la organización afectaron a su popularidad.

Sudán, con 45 millones de habitantes, es uno de los países más empobrecidos del mundo. El economista había prometido luchar contra la inflación y la pobreza.

bur-sbh/hha/tp/sag/jvb

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.