El teatro en Honduras vive situación "dramática" por la covid-19

Tegucigalpa, 20 may (EFE).- El teatro hondureño sigue resintiendo los efectos de la pandemia de covid-19, aunque los artistas esperan una leve recuperación en 2021, según el director del Teatro Bambú, en Tegucigalpa, Édgar Valeriano.

"La situación del Grupo Teatral Bambú y del teatro hondureño en general es dramática, pues desde el 12 de marzo de 2020 recibió la notificación de que teníamos que cerrar las puertas al público", por la pandemia, indicó Valeriano a Efe en Tegucigalpa.

Agregó que el cierre de Bambú se dio cuando recién habían estrenado la clásica obra Edipo Rey, en una nueva versión, de la que apenas pudieron tener tres funciones.

MUCHO ESFUERZO PARA QUE NO CIERRE BAMBÚ

Bambú es una de las principales agrupaciones de teatro en Honduras, un país donde el arte y la cultura en general no tienen el respaldo que se merecen por parte del Gobierno, no de ahora.

"Después de la pandemia que ha venido a azotar duramente a Honduras y el mundo, el teatro no ha sido la excepción, así que continuamos aquí en este encierro, con muy poca actividad porque no están permitidas las actividades públicas", enfatizó Valeriano, quien además es docente del arte de las tablas en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Unah).

Agregó que a los artistas del teatro tampoco los contratan en tiempos de pandemia, por lo que están haciendo muchos esfuerzos para tratar de sostener el espacio del Grupo Teatral Bambú, del que es presidente de la junta directiva.

"Estamos luchando y esperando encontrar esa sonrisa de la comedia", recalcó el artista, quien además estudió periodismo en la Unah y tiene una sección en el programa Minuto Cultural Sabatino, que se transmite por Radio América, en Tegucigalpa.

Valeriano dijo que el objetivo que se han trazado los integrantes de Bambú es abrir la sala del teatro para compartir sus espectáculos con el público que siempre les ha seguido.

La mayoría de los integrantes de Bambú se ven afectados porque su único ingreso económico ha dependido de esa expresión del arte, a lo que se suman otros problemas como el pago de alquiler y servicios públicos del edificio donde funciona la institución.

NUEVOS PROYECTOS PESE A LA CRISIS POR LA PANDEMIA

Valeriano recordó que antes de que se comenzara a expandir la pandemia de covid-19 en Honduras, en marzo de 2020, estaban trabajando en un proyecto que se llamaba "Bambú 30 años de teatro", que les financió la Cooperación Suiza al Desarrollo (Cosude), lo que les permitió hacer frente a medias a la crisis sanitaria.

"En la actualidad trabajamos en un nuevo proyecto que esperamos echarlo a andar muy pronto, que se llamará "Acompañarte con teatro", como un aporte "a la salud espiritual que necesitamos los seres humanos y como una forma de seguirle dando continuidad a esa comunicación constante que mantenemos con nuestros espectadores", enfatizó el directivo de Bambú.

La pandemia ha representado para los integrantes de Bambú un golpe económico. "Todos tenemos familias, hijos, deberes con la educación", expresó Valeriano, quien además señaló que tampoco es que en tiempos normales gocen de solvencia económica, por la misma falta de apoyo al teatro.

"Para dedicarnos a esta actividad tenemos que hacer un voto de austeridad. Estamos lastimados, todos sobreviviendo quizás el día a día, pero con mucha esperanza, energía y entusiasmo que nos mantienen siempre de pie y estamos seguros que saldremos adelante y tendremos un Grupo Teatral Bambú para rato", acotó.

CAMINANDO CON UNA SOLA PIERNA

El vicepresidente del Grupo Teatral Bambú, Danilo Lagos, dijo a Efe que los cambios que ha representado la pandemia "no son fáciles para el movimiento artístico en general".

Agregó que en el caso del teatro es más difícil porque es presencial, muy diferente a la actividad del pintor, el músico o el escritor, por ejemplo, que pueden colgar sus obras en una galería o cualquier página de las redes sociales.

Sin poder presentarse en las tablas, los artistas del teatro, según señaló Lagos, sienten que están "renqueando, como caminando solo con una pierna".

Lagos aboga por que los espacios dedicados al arte sean abiertos pronto al público, como ya lo están en los demás países de Centroamérica, lo que supone para los integrantes de Bambú "volver a empezar".

"No perdemos la esperanza de que pronto estaremos en el escenario para abrir nuevamente el telón", recalcó el artista.

(c) Agencia EFE