Teatro Ciego aborda la identidad de género y la discapacidad

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, agosto 21 (EL UNIVERSAL).- "Construyendo la carne", una pieza de teatro-danza interpretada por un elenco de actores ciegos y normovisuales, que cuestiona y explora los límites de la construcción de género en la sociedad mexicana, marca el regreso a los escenarios de la compañía Teatro Ciego; se presentara del 21 de agosto al 4 de septiembre en el Centro Cultural El Hormiguero con funciones híbridas.

"Es una pieza de teatro-danza, performance, que cuestiona los límites de la construcción de género, así como lo que significa la belleza humana, el ser femenino y masculino, y cómo, desde la discapacidad visual se construyen los géneros. También cruza la teoría queer y la discapacidad. En el escenario proponemos dos pedazos de carne que van siendo moldeados por la sociedad para que uno sea una niña vestida de rosa y el otro sea un niño de color azul", explica Saavedra, director de la compañía.

La pieza, añade, aborda los comportamientos normativos de feminidad y masculinidad que se vuelven surrealistas y macabros; los actores, dice, comienzan a habitar identidades inesperadas que cuestionan el género.

"Nuestros proyectos siempre han tratado de hacer cuestionamientos, siempre nos hemos preguntado qué podemos arriesgar como compañía. Ya nos hemos preguntado si somos actores ciegos, si somos sólo actores; hemos abordado temas que van más allá de la discapacidad como el amor, y nos seguimos planteando qué pasa con la sexualidad de las personas con discapacidad. ¿Un ciego puede ser sexy? Por supuesto", cuenta Saavedra.

La obra fue creada colectivamente con Stephanie Sherman, coreógrafa estadounidense, quien participó como parte del proyecto de coreografía como investigación etnográfica, seleccionado para la beca postdoctoral Fulbright García Robles. Por ello, teje técnicas de danza, teatro y performance.

Además, está diseñada con texto, diseño sonoro y audiodescripción para que una audiencia ciega y de baja visión pueda experimentarla y comprenderla.

"El género no tiene que ver con la orientación sexual, las deconstrucciones son más abiertas; mi generación sólo podía pensar en ser hombre o mujer y pertenecer o no a la comunidad LGBT, las jóvenes generaciones están determinando sus identidades y reconociendo sus orientaciones. Además, hay una mayor representatividad en las artes, en la cultura popular. En nuestra obra hay una actriz en transición y para nosotros era importante que fuera parte del proyecto", dice Saavedra.

El equipo creativo de esta pieza está formado por los intérpretes Cristian Arias, Judith Cotarelo, Erika Bernal, Mel Fuentes, Ariadne Alfonseca y Marco Antonio Martínez; Stephanie Sherman en la dirección; Atanasio Cadena y Juan Carlos Saavedra en la asistencia de dirección; Roberto Pardes en el diseño de iluminación y en la dirección técnica; David Rodríguez Gil en la composición musical;

Teatro Ciego está conformado por investigadores y creadores escénicos que se interesan por los procesos largos de investigación, los cuales le permiten estar en constante exploración y búsqueda de nuevos terrenos que combinen lo teatral y las distintas disciplinas artísticas.

Ofrecerá funciones presenciales en la caja negra del Centro Cultural El Hormiguero y en modo virtual a través de su canal de YouTube, ambas modalidades los sábados a las 19:00 horas. El costo del boleto para funciones presenciales es de $200.00 y el costo por pantalla para funciones virtuales es de $100.00, $150.00 y $200.00.

"La gente está yendo al teatro, me ha tocado ver como espectador que el público sí quiere reencontrarse con el teatro. Sin embargo, para quienes no se sienten cómodos, ofreceremos las funciones en línea", agrega el director.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.