¿Te sientes mal por... tu pelo?

·5  min de lectura
La mayoría de las personas esperan que su pelo se vuelva blanco, pero en realidad el cabello sufre cambios innumerables a medida que envejecemos, volviéndose menos abundante y más rebelde, quebradizo y más difícil de dejar crecer. (Alexis Jamet/The New York Times)
La mayoría de las personas esperan que su pelo se vuelva blanco, pero en realidad el cabello sufre cambios innumerables a medida que envejecemos, volviéndose menos abundante y más rebelde, quebradizo y más difícil de dejar crecer. (Alexis Jamet/The New York Times)

Aunque algunas mujeres aceptan sus mechones plateados naturales (como el personaje de Miranda, en la reinvención de “Sexo en la ciudad”, quien abandona su característico color rojo para lucir un elegante corte estilo bob con canas), es probable que la filosofía liberal no se extienda a otros cambios que las mujeres experimentan en su cabello conforme envejecen.

La mayoría de las personas esperan que su pelo se ponga blanco, pero este en realidad sufre cambios innumerables a medida que envejecemos, se vuelve menos abundante y más rebelde, quebradizo y es más difícil dejarlo crecer.

“El pelo grueso y brillante es una característica de la juventud”, afirmó Erika Schwartz, doctora en medicina integral y fundadora de Evolved Science, un consultorio de longevidad funcional en Manhattan que ofrece procedimientos diversos para tratar el adelgazamiento y la falta de brillo del cabello. “Como todos los demás aspectos del envejecimiento, el cabello sufre las consecuencias”.

Aunque muchos médicos informan de un aumento del adelgazamiento del cabello entre los pacientes que han tenido COVID-19 o que están lidiando con el estrés de la vida pandémica (¿y quién no?), la pérdida de cabello y los cambios de textura relacionados con el envejecimiento requieren una estrategia diferente para tratarlos con eficacia.

Aparte de someterte a trasplantes capilares, “no puedes empezar un tratamiento y dejarlo”, aseveró Gary Linkov, cirujano plástico facial y de restauración capilar de Manhattan. “Tienes que seguir haciéndolo si quieres mantener los resultados”.

A continuación, respondemos a algunas de las preguntas más apremiantes sobre lo que ocurre con tu cabello y qué tratamientos y productos de verdad vale la pena probar.

¿Qué le ocurre exactamente al cabello cuando envejecemos?

Para empezar, hay una pérdida de melanina, que es la razón por la que el cabello se vuelve gris o blanco, dijo Marnie Nussbaum, dermatóloga de Manhattan y los Hamptons. El momento exacto en que esto ocurre suele estar determinado por la genética, al igual que el hecho de que la línea de nacimiento del cabello retroceda o que, como es más común en los hombres que en las mujeres, se produzca la calvicie; sin embargo, para casi todo el mundo, el ciclo de crecimiento se ralentiza, lo que da lugar a una fase “telógena” o de reposo del crecimiento del cabello más prolongada.

Al mismo tiempo, los cambios en el folículo hacen que cada mechón de pelo que sale del cuero cabelludo tenga un diámetro menor, un proceso que suele denominarse “miniaturización”. El resultado en conjunto es “un pelo más difuso y fino en general”, afirmó Nussbaum.

Pero eso no es todo. Los cambios hormonales (que en las mujeres implican menos estrógeno y progesterona) también disminuyen la producción de sebo, el emoliente natural que recubre el cabello y hace que se vea brillante, dijo Schwartz. Como el cabello no está protegido e hidratado, es más propenso a quebrarse y a dañarse a causa de los peinados con calor y, por ejemplo, por la coloración de las canas.

Desde que cumplí los 50, no puedo dejarme crecer el cabello más allá de los hombros. ¿Qué ocurre?

“Les digo a mis pacientes que no es producto de su imaginación: el cabello pasa menos tiempo en la fase de crecimiento conforme envejecemos”, señaló Dendy Engelman, dermatóloga de Manhattan. Menos tiempo de crecimiento o más tiempo en reposo significa que “es probable que el pelo se caiga antes de alcanzar la longitud deseada”, dijo.

KeepItAnchored, una línea de productos para el cuidado del cabello, que incluye un champú y un acondicionador de “esencia para el cuero cabelludo sin enjuague”, presentada por Procter & Gamble en 2020, tiene como objetivo específico ayudar al cuero cabelludo a “conservar” el cabello durante más tiempo, combatiendo los efectos del estrés oxidativo con antioxidantes y zinc.

“Piensa en tu cuero cabelludo como en la tierra reseca. Cuando está deshidratado, los cabellos tienen menos raíces”, explicó Jeni Thomas, científica principal de Procter & Gamble y fundadora de KeepItAnchored. “No puedes controlar tu edad ni tu ADN, pero puedes controlar el componente de estrés oxidativo del cuero cabelludo en la caída del cabello”.

¿Qué hay de los champús, suplementos y sueros? ¿De verdad funcionan esas cosas?

Si funcionan, pero hay que elegir bien. La mayoría de los champús y sueros especiales, como el Scalp Stimulating Booster de Curlsmith, una línea de cuidado del cabello con sede en el Reino Unido, funcionan al mejorar el flujo sanguíneo hacia los folículos. El suero de Curlsmith incluye jengibre y guaraná, que han demostrado mejorar la circulación, según Afope Atoyebi, tricóloga de Londres que ha sido consultora de la empresa.

Linkov subrayó que la única solución tópica que cuenta con una investigación médica significativa es el minoxidil, que se vende bajo la marca Rogaine, el cual actúa dilatando los vasos sanguíneos y puede prolongar la fase de crecimiento del cabello. Algunos médicos también recetan finasterida tópica, que por lo general se toma en forma de píldora y es más conocida por la marca Propecia, que bloquea la conversión de la testosterona en Dihidrotestosterona (DHT), un andrógeno (hormona sexual masculina) que está relacionado con el adelgazamiento del cabello tanto en hombres como en mujeres.

Las mujeres embarazadas o que puedan quedar embarazadas no deben tomar finasterida. Schwartz receta un suero compuesto de finasterida, minoxidil y biotina a las pacientes que no vayan a embarazarse.

Los suplementos también pueden ser útiles. Por ejemplo, Nutrafol fabrica un suplemento que utiliza polvo de maca, palmito salvaje y otros ingredientes para combatir la caída del cabello relacionada con los cambios hormonales de la perimenopausia y la menopausia. La fase uno del ensayo clínico de la empresa sobre el suplemento se publicó en fechas recientes en la publicación médica, Journal of Drugs in Dermatology.

“Tiene estudios clínicos sólidos y una reputación de buenos resultados entre los dermatólogos”, comentó Marina Peredo, dermatóloga de Manhattan y Long Island.

A Engelman le gusta Prose, que fabrica suplementos adaptados a la edad, el tipo de cabello, el estilo de vida y otros factores, y el medicamento de venta con receta médica espironolactona, que es un bloqueador de andrógenos y también puede ayudar con el acné.

“La llamo la píldora de la belleza”, concluyó Engelman.

© 2021 The New York Times Company

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.