Teófimo López y su equipo vuelven a pedir ayuda a profesor cubano en batalla por renacimiento en el ring

·3  min de lectura

Dicen que segundas partes nunca fueron buenas, pero Jorge Rubio confía en que esta nueva experiencia en el campamento de Teófimo López sea superior a la primera, que terminó sin él en la esquina y con una derrota frente al australiano George Kambosos en Nueva York.

A pedido del equipo de López, el profesor cubano volverá a ser parte del grupo principal que guiará los pasos del boxeador en su regreso al cuadrilátero el 13 de agosto contra el mexicano Pedro Campa en un sitio que, definitivamente, estaría enclavado en el sur de la Florida.

Desde el coronavirus hasta problemas familiares y médicos incidieron notablemente en la derrota de López, pero muchos coincidieron en la importancia de haber mantenido hasta el final a Rubio, quien pretende redoblar sus esfuerzos en levantar al excampeón del mundo en su primera presentación dentro de las 140 libras.

¿Por qué vuelves al campamento de López?

“Si me llamaron otra vez fue porque hice mi trabajo, cumplí con lo establecido y di un poco más de lo que doy. El campamento va a ser en Nueva Jersey, en un lugar alejado del ambiente de la ciudad, un poco apartado, pero es el campo de entrenamiento que nos conviene’’.

Básicamente, ¿qué pasó en ese primer campamento?

“En el otro campamento tuvimos muchos inconvenientes como el coronavirus y otras cosas que sucedieron. Quizá no era el momento preciso para estar en ese campamento. La derrota de Teófimo fue muy dura para su familia, el boxeador y para mí. Si la pelea hubiera ocurrido como estaba prevista originalmente para Miami, Kambosos no la ganaba. Lo noqueábamos en dos rounds. Lo importante es que estoy de regreso y les agradezco por esta nueva oportunidad’’.

Jorge Rubio confía en que esta nueva experiencia en el campamento de Teófimo López sea superior a la primera, que terminó sin él en la esquina y con una derrota frente al australiano George Kambosos en Nueva York.
Jorge Rubio confía en que esta nueva experiencia en el campamento de Teófimo López sea superior a la primera, que terminó sin él en la esquina y con una derrota frente al australiano George Kambosos en Nueva York.

¿Crees que ellos valoran más tu aporte?

“Hasta Kambosos lo dijo, pero no hay que lamentarse sino mirar adelante. Ellos saben bien de mi ética de trabajo, del compromiso que pongo con los boxeadores que están conmigo. Creo que ellos saben que yo respondo y asumo responsabilidades. Voy con todo’’.

¿Qué harás distinto en este nuevo ciclo?

“Sentirme un poco más libre. Creo que antes me sentía un poco tenso. Siempre había sido el que llevaba las riendas y aquí tengo que acatar las órdenes. Que me dejen ser como soy y puedo aportar mucho, hacer cosas que no hicimos antes y que pueden beneficiar mucho al boxeador’’.

El Tren de Cuba pasa por encima del Súper Nova en Nueva York, ¿qué viene ahora para Robeisy Ramírez?

¿Cómo viste la pelea de Kambosos contra Devin Haney?

“Era lo que todos esperábamos. Haney hizo una pelea inteligente, desde afuera, fuera de su ambiente de su seguridad, de su casa. Ganó la pelea ampliamente. Kambosos se dio cuenta de lo que tuvo contra Teófimo fue suerte y algo de subestimación. Kambosos trabaja duro, es dedicado. Le pone alma, corazón y vida, gente que le apoya, pero en 135 no le va a ganar a nadie’’.

¿Crees que esa derrota ha abierto los ojos de López?

“Teófimo ha analizado lo que sucedió, los errores, que no se puede confiar mucho, porque encima del ring cualquier cosa puede pasar. Eso que le pasó es una experiencia. Cada rival es diferente y cuando te confías suceden estas cosas. Fue experiencia dura, pero en el regreso debe demostrar que todo quedó atrás. Teófimo es un peleador increíble y volverá a ser campeón’’.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.