Taxistas de Toluca exigen aumento de 45 pesos el banderazo de salida

TOLUCA, Méx., enero 10 (EL UNIVERSAL).- Más de 12 mil taxistas concesionados del Valle de Toluca van por un ajuste al alza en la tarifa, de 35 a 45 pesos el banderazo de salida por un recorrido de 10 kilómetros y 13 pesos más por kilómetro extra, pues de acuerdo con el representante, Osvaldo Martínez, la última actualización fue hace 20 años.

"Por ahora todavía no contamos con el estudio que nos defina a cuánto podríamos estar elevando el precio del servicio, pero nosotros estamos hablando de una parada mínima de 45 o 50 pesos, dependiendo de la zona", expresó.

Dijo que también han puesto sobre la mesa un subsidio por parte de la Secretaría de Movilidad para este sector, pues por ahora únicamente les hacen descuento en el retraso por el pago de refrendo de tenencia y de concesión, es decir, quienes tienen más de cinco años de atraso, sólo pagan por dos.

Durante una reunión en materia de seguridad con integrantes de la Cámara Nacional del Autotransporte de Pasaje y Turismo (CANAPAT), el representante de la organización ATUEM dijo que enviaron la solicitud al Instituto del Transporte estatal para que realice un estudio de factibilidad.

En entrevista añadió que actualmente operan cerca de 25 mil taxis en esta región Mexiquense, de los que el 50% son entre colectivos y pirata, además de las modalidades por aplicación como UBER y DiDi, lo que ha mermado sus ingresos, no obstante, estiman un alza en insumos desde gasolina, hasta el mantenimiento de las unidades de hasta 70% solo del 2019 a la fecha.

Detalló que la tarifa autorizada hace 20 años, en el 2003, tenía un banderazo de 8 pesos, por lo que desde hace unos años entre los prestadores de servicio acordaron una tarifa de 35 a 40 pesos el banderazo por 2 kilómetros y el kilómetro adicional por 10 pesos, pues con base en la tarifa del 2003 que fue la última actualización y la autorizada en la Gaceta de Gobierno, por una distancia de 15 kilómetros deberían cobrar 150 pesos y "eso no costea el servicio, porque es muy caro el mantenimiento del servicio, además un conductor no logra sostener una familia con 150 pesos de ganancia", añadió.

Refirió que dadas las condiciones actuales en las que debe operar el servicio y el costo de mantenimiento de las unidades, hay quienes prefieren entregar sus concesiones a renovar el parque vehicular, como lo pide la secretaria, que debe ser del 2015 en adelante, pues un automóvil cuesta 350 mil pesos, el más básico en comparación con hace dos décadas que costaba entre 60 y 70 mil pesos.