La tasa de reproducción del coronavirus en Israel sigue bajando

Agencia EFE
·2  min de lectura

Jerusalén, 10 nov (EFE).- Con la segunda ola de la pandemia bastante controlada y avanzando lentamente en la desescalada, Israel mantiene su tasa de reproducción del coronavirus por debajo del 1, la cifra que garantiza que su expansión decrezca.

Según informó hoy la emisora de radio estatal Kan, entre la población general la cifra de reproducción es de 0,94, mientras que en el sector ultraortodoxo es de 0,66 y entre las comunidades árabes se mantiene por encima del uno.

El crecimiento en este sector preocupa a las autoridades. El lunes, en la localidad árabe de Kafr Kassem, al este de Tel Aviv, 70 personas dieron positivo de coronavirus después de participar en una misma boda. El alcalde, Adel Badir, admitió que por este suceso la ciudad, que estaba considera "verde", con la expansión del virus controlada, podría pasar a ser "roja", lo que limitará la actividad y movimientos, un estado que se puede superar dentro de una semana.

Según los datos publicados hoy por Sanidad, en las últimas 24 horas se registraron en el país 710 nuevos positivos y, en estos momentos, hay 324 pacientes en estado grave, 142 de ellos conectados a un respirador.

Son unas cifras muy moderadas comparadas con el peor momento de la segunda ola, en septiembre, cuando se llegó a los nueve mil nuevos contagios diarios y a más de 800 enfermos graves ingresados, superando el límite que pueden gestionar los países en este país de unos nueve millones de personas.

El miércoles se reúne de nuevo el Gabinete de Coronavirus para estudiar el siguiente paso en la desescalada, en el que se valora que abran los mercados al aire libre, los centros comerciales, los gimnasios y la vuelta al cole de los menores de once y doce años: hasta diez años ya han empezado a ir a clase, en grupos de veinte y cuatro días por semana.

En los últimos días el número de contagios diarios, que se había situado alrededor de los 500, ha vuelto a subir al entorno de los 700, lo que hace temer que se retrase la tercera fase y la reapertura de esos espacios.

Respecto a la futura vacuna, las autoridades israelíes anunciaron el lunes que están negociando con Pfizer para conseguir suministro, cosa que también han hecho con otras dos compañías, Moderna y Arcturus.

El director general del Ministerio de Sanidad, Hezi Levy, ha pedido asesoramiento legal para proponer una ley con la que, una vez haya vacunas disponibles, se pueda obligar a la población a vacunarse; también a quienes no estén en riesgo de sufrir la enfermedad.

(c) Agencia EFE