Nueva tasa cambio para ventas de soja en Argentina, un "parche" que no obstante impulsaría ventas: agricultores

·3  min de lectura

Por Maximilian Heath

BUENOS AIRES, 5 sep (Reuters) - Productores agrícolas de Argentina dijeron el lunes que la decisión del Gobierno de mejorar durante septiembre la tasa de cambio para quienes vendan soja es un "parche" temporal que, si bien probablemente impulse ventas de la oleaginosa, no resuelve problemas de fondo del sector.

Argentina es el mayor exportador mundial de aceite y harina de soja, y el tercer proveedor global de granos de soja, pero a fines de agosto las ventas de granjeros de porotos de la oleaginosa 21/22 se encontraban 10 puntos por detrás del ritmo de venta de la campaña 20/21 a la misma fecha.

Las exportaciones del complejo sojero son la principal fuente de divisas de Argentina y para alentar las ventas del grano, y llenar sus vaciadas arcas, el Gobierno anunció el domingo un tipo de cambio preferencial para septiembre para quienes comercialicen su mercadería.

Entre el lunes y el 30 de este mes el tipo de cambio disponible para los agricultores que vendan soja será de 200 pesos por tonelada, desde los 139 pesos que recibían hasta el viernes.

"No está mal porque si te ponés a analizarlo nos vamos a una soja de 72.000 pesos (por tonelada), contra 50.000", dijo a Reuters Juan Granero, un agricultor de Chivilcoy, en la provincia de Buenos Aires.

Sin embargo, para Granero, lo positivo también tiene su costado negativo.

"Es un parche y como todo parche en algún momento explota. Una goma vos la podés emparchar dos millones de veces si querés, hasta que un día no sirve más", explicó, haciendo referencia a la temporalidad de la medida y que no aplica a los otros dos principales cultivos del país: el maíz y el trigo.

Por otro lado, Carlos Achetoni, presidente de Federación Agraria Argentina (FAA), dijo que la tasa de cambio alternativa probablemente impulse ventas, pero que solo podrá ser aprovechada por los productores grandes que pudieron retener su producción, especulando con la progresiva devaluación del peso argentino.

"Al pequeño productor no le queda mucha soja, que es el caso mío en particular", dijo Granero, que al igual que miles de otros agricultores ya comercializó su oleaginosa para enfrentar el inicio de la siembra del maíz y la soja 2022/23, en las próximas semanas.

Mientras tanto, el Gobierno espera que el porcentaje de venta de la campaña 2021/22 de 44 millones de toneladas, un 51,6% del total, con la decisión vaya recortando los 10 puntos de diferencia con respecto a las ventas del año pasado a la misma fecha.

El año pasado, las exportaciones del complejo sojero representaron ventas de Argentina por un total de 21.500 millones de dólares.

El país latinoamericano atraviesa una severa crisis financiera y debe cumplir metas acordadas con el FMI.

Sin embargo, a las 1815 GMT, en el mercado de futuros local MATBA-ROFEX la posición de septiembre del 2022 de soja registraba un volumen de ventas de 5.600 toneladas, por debajo de las 8.600 toneladas del viernes.

"Lo que creo que espera la mayoría de los productores es que haya un solo tipo de cambio", dijo Granero, haciendo referencia a la existencia de distintos tipos de cambio para el peso argentino, incluyendo uno informal que registra una brecha de un poco más de 100% con respecto a la tasa interbancaria.

(Reporte de Maximilian Heath; Editado por Lucila Sigal)