Tarimas armadas y vigilias a un día de la posesión del presidente de Bolivia

Agencia EFE
·2  min de lectura

La Paz, 7 nov (EFE).- A un día de la posesión de Luis Arce y David Choquehuanca como los nuevos gobernantes de Bolivia, las tarimas ya están armadas, las banderas puestas, el perímetro de la Plaza Murillo de La Paz cerrado y las vigilias de organizaciones sociales que se mantienen alrededor.

Un arduo trabajo se realizó este sábado en la céntrica Plaza Murillo, lugar donde se encuentra el Parlamento boliviano, el Palacio de Gobierno y cerca la Casa Grande del Pueblo, lugares donde se harán los actos centrales y posteriores de la posesión de los nuevos presidentes, Luis Arce, y vicepresidente, David Choquehuanca.

En la mañana hora local se presentaron alrededor del perímetro de la plaza varias organizaciones sociales que llegaron de distintas provincias y regiones del país para apoyar al nuevo Gobierno del Movimiento Al Socialismo (MAS), el partido del expresidente Evo Morales.

Juventudes del área rural afines al partido del presidente electo realizan una permanente vigilia cerca del perímetro, cerrado con la finalidad de "resguardar y garantizar la posesión" del binomio, ante posibles protestas que exigen una auditoría a las pasadas elecciones del 18 de octubre ganadas por el MAS.

"Somos como quinientos jóvenes de diferentes comunidades que llegamos para resguardar, vamos a garantizar la posesión del binomio", manifestó a Efe el representante de las juventudes de las provincias, Álvaro Chuquimia.

Además los simpatizantes del MAS que llegaron de distintas partes del país para estar presentes en la investidura también hacen una vigilia en la céntrica plaza San Francisco.

Dentro del perímetro de la Plaza Murillo hubo un despliegue policial y militar que resguardará la seguridad de la ceremonia este domingo, en el que se contará con al menos 3.000 policías.

También se terminaban de armar las cinco tarimas, que serán para los invitados que desde este sábado están arribando al país, y se colocaban las pantallas para que las organizaciones sociales puedan ver el acto.

Fuera del perímetro se vendían banderas azules características al MAS, al igual que barbijos del mismo color.

La proclamación de Arce como nuevo presidente de Bolivia supondrá el retorno al poder del MAS justo casi un año después de que la crisis política rompiese una hegemonía de casi catorce años consecutivos de Morales como presidente.

En las pasadas elecciones del 18 de octubre Luis Arce ganó con una amplia mayoría de más del 55 por ciento de apoyo del electorado.

(c) Agencia EFE