Target contratará 2,000 personas para su centro de distribución en La Villita

Lauren Zumbach, Chicago Tribune
·3  min de lectura

Target planea contratar a 2,000 personas para un centro de distribución que se espera que abra en La Villita este verano.

El CEO Brian Cornell anunció los planes de contratación, junto con los salarios a partir de $18 por hora, en un evento con el Economic Club of Chicago esta semana.

Target tiene centros de distribución, que envían mercadería a las tiendas minoristas, en Wisconsin e Indiana, pero la instalación de La Villita será la primera en Chicago. El minorista también tiene un centro logístico en Joliet que envía artículos a los hogares de los clientes.

“Estamos muy entusiasmados con la futura expansión allí”, dijo.

Target ha comenzado a contratar personas para trabajar en las instalaciones, con trabajos publicados en línea, y tendrá presencia en múltiples eventos de contratación en La Villita en mayo, donde las personas pueden postularse para puestos, dijo la portavoz Jacqueline DeBuse en un correo electrónico.

Target arrendó todo el almacén de 999,900 pies cuadrados, llamado Exchange 55, en diciembre de 2019, según la firma de investigación inmobiliaria CoStar Group. El sitio de 70 acres, a lo largo de la Interestatal 55, Pulaski Road y el Canal Sanitario y de Navegación de Chicago, fue la antigua estación generadora de energía Crawford.

El desarrollador Hilco Redevelopment Partners, con sede en Northbrook, compró la propiedad por $12.25 millones en diciembre de 2017, según los registros de propiedad del Condado Cook. El vendedor era NRG Energy, con sede en Princeton, Nueva Jersey.

La estación Crawford fue una de las dos últimas plantas de carbón en funcionamiento que operaban en Chicago cuando cerró en 2012.

En febrero de 2018, Hilco reveló planes para redesarrollar el sitio y le dijo al Tribune que invertiría $100 millones para demoler la planta y reemplazarla por un gran centro de distribución. El costo de desarrollo incluyó la adquisición de terrenos, la demolición y la remediación ambiental, dijo Hilco en ese momento.

Sólo unos meses después de que Target alquilara el almacén, en abril de 2020, Hilco desató una controversia cuando demolió la chimenea de la planta. Eso envió nubes de escombros al vecindario en las primeras semanas de la pandemia de COVID-19.

La alcaldesa Lori Lightfoot calificó el proceso de demolición como “absolutamente inaceptable” y el alboroto público continuó durante meses. Los críticos del proyecto argumentaron que los $19.7 millones en subsidios fiscales para el proyecto deberían ser devueltos por el desarrollador.

El Ayuntamiento aprobó nuevas reglas que permitirían eliminar incentivos en situaciones similares. Las reglas no eran retroactivas, lo que significa que el proyecto de Hilco no se vio afectado.

En noviembre, Hilco y sus contratistas acordaron pagar $370,000 para resolver una demanda presentada por el estado. Algunos grupos comunitarios argumentaron que la multa era demasiado pequeña en relación con los problemas de salud creados por la demolición.

Se ha continuado con las obras de construcción del proyecto. El exterior del edificio está en gran parte completo y Hilco está trabajando en el interior, dijo Gary Epstein, vicepresidente ejecutivo de Hilco Global.

Hilco enfatizó las características ecológicas del proyecto, incluida una instalación de panel solar de 300,000 pies cuadrados que cubrirá más de un tercio del techo del edificio, infraestructura para soportar camiones eléctricos y otros vehículos y un plan de paisajismo que requiere 700 árboles nuevos. El proyecto también incluirá un nuevo sendero para bicicletas y peatones para que las personas vayan al trabajo a pie o en bicicleta.

lzumbach@chicagotribune.com

rori@chicagotribune.com