Tanzania vota a su nuevo presidente bajo denuncias de represión y fraude

Agencia EFE
·4  min de lectura

Dar es Salam, 28 oct (EFE).- Con una baja participación y un ambiente tranquilo, los tanzanos acudieron hoy a las urnas en unas elecciones generales que la oposición considera manipuladas a favor del presidente John Magufuli, que busca la reelección y cuyo partido gobierna el país desde su independencia en 1961.

La participación en varios colegios electorales de Dar es Salam, la capital económica de Tanzania, fue bastante baja, según pudo constatar Efe, pero se desarrolló en calma desde las 07.00 hora local (04.00 GMT) hasta el cierre de los centros a las 16.00 (13:00).

Este clima sereno y poco concurrido, en general, contrasta con la tensión de los últimos días y los mítines masivos tanto de Magufuli como de su principal rival en las urnas, Tundu Lissu, que han tenido lugar durante los dos meses de campaña electoral.

Magufuli, candidato a la reelección por el oficialista Partido de la Revolución (CCM, por sus siglas en suajili), acudió temprano a su centro de votación en Dodoma, la capital administrativa del país, desde el que hizo un llamamiento a la paz y la participación.

"Estoy contento con cómo está resultando el ejercicio; que todos voten, porque es su derecho, y mantengan la paz", recalcó el mandatario.

Sin embargo, Lissu, candidato presidencial del Partido de la Democracia y el Progreso (Chadema), comentó en su cuenta de Twitter que los informes de votación señalan irregularidades generalizadas y denunció que se ha impedido a sus apoderados entrar en los colegios electorales.

"Se incautaron urnas con personal en Kawe, Dar es Salam. Si esto continúa, la acción democrática masiva será la única opción para proteger la integridad de las elecciones", advirtió Lissu, que votó en el distrito de Ikungi (centro) y regresó en agosto a Tanzania desde Bélgica, donde se había exiliqdo tras sufrir un intento de asesinato.

LOS PRIMEROS RESULTADOS PODRÍAN SALIR ESTA NOCHE

El director de la Comisión Nacional Electoral (CNE), Wilson Mahela, explicó que comenzarán a escrutar los resultados de las presidenciales hoy por la noche, ya que continúan reuniéndose en todos los colegios electorales del país.

"Esperamos que se anuncien (los resultados) de las otras votaciones para los miembros del Parlamento y los concejales en cualquier momento de hoy, después del cierre" de los centros de voto, indicó Mahela.

Sin embargo, los resultados de la votación presidencial, alertó, tardarán más, pues "se anunciarán cuando lleguen al principal centro electoral en Dar es Salam", si bien no dio fecha alguna para su proclamación.

Un total de 29 millones de votantes estaban registrados para votar hoy en 80.115 colegios electorales, en los que tenían que elegir entre 15 candidatos presidenciales y 399 a los escaños del Parlamento, además de a los concejales.

Durante la votación, un grupo de apoderados, que pidieron el anonimato, denunció a Efe que se les ha negado la entrada a los centros en los que estaban destinados porque no tenían una tarjeta de identificación.

"Se suponía que íbamos a recibir las tarjetas ayer, pero no pudimos acceder a ellas porque internet no funcionaba y se nos informó de manera confiable que se nos permitiría entrar", explicó uno de los apoderados.

Asimismo, a otros grupos, incluida la Iglesia católica, se les ha negado la posibilidad de estar sobre el terreno, al igual que a la misión de observación de la Unión Europea, que en esta ocasión ni siquiera fue invitada por las autoridades tanzanas.

Fuera de los colegios electorales, el ambiente de represión instaurado en los últimos años por el Gobierno del populista Magufuli, acusado de silenciar a disidentes, periodistas y grupos pro derechos humanos, se hizo sentir una vez más para los partidos opositores que intentan plantarle cara en estos comicios.

"MI VIDA ESTÁ EN PELIGRO"

"Mi vida está en peligro", tuiteó Freeman Mbowe, presidente de Chadema, a primera hora de la mañana, afirmando que "gánsteres fuertemente armados" protegidos por la policía habían allanado su hotel y secuestrado a dos de sus guardias de seguridad.

Pese a todo, los votantes acudieron esta mañana a las urnas: "Nos dijeron que nos fuéramos a casa nada más votar", explicó a Efe Habibu Ali, quien depositó su voto en el colegio electoral de Kinondoni, en Dar es Salam.

"Esperamos que la votación sea pacífica hasta el final", añadió Ali, temeroso de lo que pueda pasar en las próximas horas.

Este martes, el partido opositor ACT Wazalendo acusó a la policía de haber matado a tiros a nueve personas en la región semiautónoma de Zanzíbar, que comenzó a votar la víspera, si bien las fuerzas del orden niegan ese extremo.

Asimismo, Chadema culpó a simpatizantes del oficialista CCM de haber asesinado a tiros a dos manifestantes en el norte del país.

Magufuli, que busca un segundo mandato de cinco años, ganó las elecciones de 2015 con el 58 % de los votos y un fuerte discurso anticorrupción, mientras que el entonces candidato de Chadema, Edward Lowassa, obtuvo el 40 %.

Cristiano devoto, en los últimos meses el gobernante ha reiterado que su país se ha salvado de la pandemia de coronavirus gracias a sus continuas plegarias a Dios, e insiste que los turistas internacionales pueden visitar Tanzania sin ningún riesgo.

Rosemary Mirondo

(c) Agencia EFE