Tanzania rinde homenaje a las víctimas del accidente aéreo que dejó 19 muertos

Los tanzanos rindieron el lunes un emotivo homenaje a las 19 personas que murieron cuando un avión de pasajeros se precipitó al lago Victoria, el accidente aéreo más mortífero del país en décadas.

El vuelo de Precision Air procedente de la capital financiera del país, Dar es Salaam, se estrelló el domingo cuando intentaba aterrizar en la ciudad noroccidental de Bukoba. El accidente se atribuyó al mal tiempo.

El primer ministro, Kassim Majaliwa, se encontraba entre los cientos de personas que se reunieron en el estadio Kaitaba de Bukoba, donde clérigos musulmanes y cristianos dirigieron oraciones por los fallecidos.

El accidente conmocionó al país y las cadenas locales transmitieron en vivo la ceremonia de una hora para entregar los cuerpos de las víctimas a sus familias.

Los investigadores de Precision Air y de la autoridad aeroportuaria de Tanzania llegaron a la ciudad lacustre el domingo, donde pudieron rescatar a 24 de los 43 supervivientes del vuelo PW 494.

Precision Air, que cotiza en bolsa y es la mayor compañía aérea privada de Tanzania, dijo que el avión era un biturbohélice ATR 42-500, fabricado por una empresa francoitaliana y que llevaba 39 pasajeros, incluido un bebé, y cuatro miembros de la tripulación.

La presidenta Samia Suluhu Hassan expresó el lunes sus condolencias a las familias de las víctimas y elogió a los trabajadores de emergencias y a los voluntarios.

"Felicito a los que participaron en el rescate, incluidos los habitantes de Bukoba", afirmó en Twitter. "Rezo para que los fallecidos descansen en paz y para que los heridos se recuperen rápidamente", añadió.

Precision Air, que pertenece en parte a Kenya Airways, se fundó en 1993 y opera vuelos nacionales y regionales, así como chárteres privados a destinos turísticos populares como el Parque Nacional del Serengueti y el archipiélago de Zanzíbar.

El comisionado regional de Kagera, Albert Chalamila, destacó el "gran papel" por los voluntarios y donó un millón de chelines tanzanos a Majaliwa Jackson, un pescador que fue hospitalizado tras sufrir heridas durante las labores de rescate.

"Fui a la puerta [del avión] y la rompí con el remo de mi bote" antes de atar una cuerda a la manija para tratar de abrirla, explicó a la prensa local.

"Pero después de unos minutos la cuerda se rompió y caí al agua. No supe qué pasó después de eso porque me encontré en el hospital", añadió.

El accidente provocó la ira de muchos tanzanos por la forma en que el gobierno manejó las labores de rescate.

Majaliwa dijo que el gobierno haría más "para garantizar la seguridad en el sector del transporte aéreo".

Por su parte el ministro de Defensa, Innocent Bashungwa, quien también asistió a la ceremonia que terminó el lunes por la tarde, dijo que las autoridades habían "aprendido muchas" lecciones del desastre.

"Las investigaciones del accidente aún están en curso y me gustaría pedirle al público que mantenga la calma por ahora", agregó el ministro de Transporte, Makame Mbarawa.

str-amu/pc/mb