Tamara Yazbek se enfoca en la violencia a la mujer

·2  min de lectura

MORELIA, Mich., noviembre 1 (EL UNIVERSAL).- a dinastía con el apellido Bernal sigue creciendo en el cine y ahora toca el turno a Tamara Yazbek Bernal, quien compite en el Festival Internacional de Cine de Morelia con un cortometraje alusivo a la violencia que padece la mujer.

La hija de la actriz Patricia Bernal y el fotógrafo Sergio Yazbek, hermana menor de Darío y Gael García presenta Refugio, en donde una de sus tías en segundo grado relata su vida en la cual experimentó todo tipo de abusos.

"Estaba haciendo entrevistas para otro documental y decidí buscar a las mujeres de mi familia porque quería ver diferentes generaciones y su opinión sobre su propia sexualidad en diferentes edades y entre ellas llegó Refugio a contar unas historias que no podía creer", recuerda Tamara.

"De ahí me agarré para enfocarme en la normalización de la violencia hacia la mujer, creo que todas hacemos un poco eso, ella a un nivel bastante extremo; al final creo que todas pasamos por cosas violentas que nos hacen los hombres y vemos normales, cuando no debe ser aceptable, quería exponer eso", reflexiona.

De 50 grabadas a varias mujeres, se quedó en 23 minutos en los que no sólo se ve a la protagonista sino a sus hijas y nietos.

Tamara inició en cine participando como actriz en Después de Lucía, de Michel Franco, pero siempre quiso indagar en la hechura de historias. Estudió cine en Londres, Inglaterra y posteriormente una maestría en antropología visual.

"Lo que me apasionaba y quería estudiar iba de la mano de lo que hacía mi familia, porque es también lo que conozco y disfruto mucho", destaca.

Al FICM asistió su mamá, quien funge como productora, y sus hermanos.

"Creo que el nombre siempre tiene un peso hagas lo que hagas, pero estoy haciendo yo mis propias cosas, mi camino. Ahora intento desarrollar mi próximo documental, que espero sea largo o una serie de documentales medio cortos", apunta.

Por ahora Refugio ya tiene dos festivales alineados en Turquía y España, con la intención de que sea utilizado en espacios donde la mujer se sienta segura y se hable de violencia doméstica.

"Y que la gente que lo vea se identifique con ella de alguna manera", expresa.