Con el tamaño de una bacteria: crean un diminuto barco con una impresora 3D

LA NACION
·1  min de lectura

Investigadores de la Universidad Leiden crearon la embarcación más pequeña del mundo fabricada con una impresora 3D. Con un tamaño de tan solo un tercio del grosor del cabello humano, este diminuto barco mide 30 micrones, con dimensiones similares a una bacteria. A su vez, su diseño estuvo basado en un modelo disponible en la plataforma Thingiverse, utilizado para crear objetos con impresoras 3D.

En este caso, el proyecto de impresión 3D de este diminuto objeto forma parte de una investigación sobre organismos microscópicos que se trasladan en entornos líquidos, como las bacterias y el esperma. La embarcación impresa no tiene hélices, pero puede tomar impulso con la reacción que se genera entre el peróxido de hidrógeno con un poco de platino.

El proceso de impresión 3D capa por capa, como se producen estos objetos de forma tradicional, se realizó mediante una microimpresora 3D Nanoscribe, con materiales que utilizan diminutas gotas que se endurecen con un láser de precisión. "Con el movimiento del láser sobre las gotitas logramos darle la forma adecuada al insumo para crear el bote 3D microscópico", dijo Daniela Kraft, una de las investigadoras que participaron del proyecto.

Así funciona la impresora 3D de Nanoscribe

La creación del de este particular embarcación busca demostrar la capacidad de reproducir un modelo tradicional de impresión 3D a una escala diminuta. A su vez, abre la posibilidad de crear estructuras que permitan optimizar el movimiento de los microorganismos en entornos líquidos.

7600 toneladas: es lo que pesa esta escuela primaria que movieron 62 metros en Shanghai

"De esta forma, la tecnología de impresión 3D nos permitirá diseñar microorganismos sintéticos, útiles para aplicaciones terapéuticas y la aplicación de drogas", dijeron los investigadores sobre sus potenciales aplicaciones.