Talleres dejó escapar su momento y Emelec lo sorprendió en el arranque de la Copa Sudamericana

·3  min de lectura
Sebastián Rodríguez marca el empate de Emelec de penal; fue el principio del fin para el equipo cordobés en su estreno copero
DIEGO LIMA

Talleres de Córdoba no pudo ni supo mantener la ventaja y cayó por 2-1 en el Mario Kempes ante Emelec, en su debut en el grupo G de la Copa Sudamericana. Por donde se lo mire un mal resultado para el equipo del ‘Cacique’ Medina, que se puso al frente en el resultado, pero el equipo ecuatoriano se lo dio vuelta en una ráfaga con más contundencia. Así, la ‘T’ arrancó con el pie izquierdo en una competencia con poco margen de error, en la que sólo el primero del Grupo G avanzará a la próxima etapa.

Con un doblete de Lionel Messi, Barcelona goleó a Getafe en un partido con bloopers

Franco Fragapane puso en ventaja al equipo argentino a los 38 minutos de juego, en tanto los ecuatorianos anotaron en el segundo tiempo por intermedio de Sebastián Rodríguez, a los 27, de penal, y de Facundo Barceló, que puso cifras definitivas a los 32.

Mejor parado se mostró el visitante en los minutos iniciales, con dominio de balón en campo rival y una presión alta que le permitía recuperar rápido ante un impreciso elenco cordobés. Pero los locales reaccionaron, se sacaron los nervios del debut internacional y dispusieron ya a los 7 de la primera chance clara: Diego Valoyes desvió su remate al lado del palo tras ganar en velocidad por la izquierda.

Se diluyó esa intención propuesta por el equipo ecuatoriano con el correr de los minutos y el encuentro entró en un bache, aunque con leve dominio de la ‘T’, que estaba a la expectativa para explotar con dinámica los espacios que otorgaba el rival. A los 35 minutos volvió a avisar el local, con Federico Navarro como hombre clave para recuperar y distribuir, y el propio volante central fue quien escaló el campo por el medio y abrió para Fragapane, que llegó sin marca por izquierda y remató para que el arquero Pedro Ortiz sacara sobre el travesaño.

Lucha aérea entre Romario Caicedo y Diego Valoyes; el primero propició el segundo gol ecuatoriano; el colombiano dio la asistencia para el tanto cordobés
DIEGO LIMA


Lucha aérea entre Romario Caicedo y Diego Valoyes; el primero propició el segundo gol ecuatoriano; el colombiano dio la asistencia para el tanto cordobés (DIEGO LIMA/)

Poco más tarde llegó la apertura: fue una gran combinación entre Auzqui y Valoyes, que puso el pase atrás y el brasilero Guilherme Parede dejó pasar para la aparición de Fragapane, que llegó sin marca por la banda izquierda y definió bien arriba para dejar sin chances al arquero visitante. Con el 1 a 0 favor el local no resignó su estilo, siguió apostando al ataque dinámico y en los primeros minutos del complemento dispuso de alguna chance para estirar la ventaja, aunque Ortiz respondió bien ante los intentos de Auzqui y Valoyes.

El día que River y Boca pensaron dejar la Copa Libertadores para jugar en Europa

En los dirigidos por el español Ismael Rescalvo era Sebastián Rodríguez el más claro para manejar el balón, pero no conseguía conectar con los atacantes Alejandro Cabeza y Facundo Barceló, que estaban bien neutralizados por la defensa albiazul. Hasta que Barceló remató a los 26 de la segunda mitad, la pelota dio en la mano de Navarro y el peruano Kevin Ortega no dudó en sancionar el penal. La gran ejecución del uruguayo Rodríguez no le dio chances a Guido Herrera y selló el 1 a 1.

Barceló celebra el segundo de Emelec en el Kempes
DIEGO LIMA


Barceló celebra el segundo de Emelec en el Kempes (DIEGO LIMA/)

Se fue con todo al ataque el local y Emelec lo aprovechó con una contra perfecta que encabezó Romario Caicedo y definió Barceló con un remate cruzado para dar vuelta el marcador en cinco minutos fatales para el elenco cordobés. Se quedó sin argumentos suficientes Talleres para lograr la igualdad, e incluso fueron los ecuatorianos los que de contra tuvieron las chances más claras sobre el final. El equipo cordobés visitará en la próxima fecha a Deportes Tolima, de Colombia, el miércoles próximo; ahora, con la obligación de rescatar un buen resultado para no complicarse todavía más.