Los talibanes rechazan las denuncias del relator de la ONU tras su visita a Afganistán

Kabul, 27 oct (EFE).- El Gobierno talibán rechazó este jueves las denuncias que el relator especial de la ONU para los derechos humanos en el país asiático, Richard Bennett, realizó tras su viaje a Kabul, cuando afirmó que las afganas habían sufrido una pérdida de derechos sin precedentes desde la llegada al poder de los fundamentalistas.

"El reciente informe sobre la situación de los derechos humanos en Afganistán (...) es contradictorio con la realidad presenciada y transmitida a las autoridades por el propio relator durante su visita", criticó el Ministerio de Exteriores afgano en un comunicado.

A su llegada a Ginebra desde Afganistán, Bennett denunció ayer en una rueda de prensa que el deterioro que sufren los derechos de las mujeres desde la toma de Kabul por los talibanes en agosto de 2021, es todavía peor del que se vivió durante su primera etapa al mando del país en 1996.

Además, el relator informó del maltrato que sufren las mujeres y las niñas, y que se trata de un "patrón de total segregación de género que busca hacer a las mujeres invisibles en la sociedad".

Sin embargo, para los talibanes estas acusaciones responden a "alegaciones infundadas" que están basadas en "anécdotas, fuentes no verificables y correos electrónicos personales maliciosos", y apuntaron en su comunicado que tales comentarios solo tienen como objetivo "sembrar la hipocresía y el cisma en la sociedad afgana."

Pese a que se encargaron de proporcionar a Bennett "informes verificables" que demostraban mejoras en la situación de los derechos humanos, estos datos fueron ignorados por el relator en sus declaraciones, según el Gobierno talibán, quien aseguró que le brindaron acceso a todas las regiones sensibles porque "no hay nada que ocultar".

Este análisis de la situación en el país asiático fue tachado de "desequilibrado, injusto y partidista" por los fundamentalistas, y que solo sirve para ampliar las distancias entre Afganistán y el resto del mundo, concluyeron.

(c) Agencia EFE