Talibanes prohíben a las mujeres afganas realizar viajes largos por tierra sin un acompañante masculino

·3  min de lectura

Los talibanes anunciaron que no se les permitirá a las mujeres afganas viajar largas distancias por carretera, a menos que estén acompañadas por un familiar masculino.

La disposición fue dada a conocer el domingo por el Ministro de Promoción de la Virtud y Prevención del Vicio, y es la más reciente medida represiva contra los derechos de las mujeres desde que los islamistas tomaron el poder en agosto.

El portavoz del ministerio, Sadeq Akif Muhajir, dijo: “A las mujeres que viajen más de 72 kilómetros (44.73 millas) no se les deberá ofrecer transporte si no están acompañadas por un familiar cercano”.

Mujahir agregó que a las mujeres también se les negará el transporte por carretera si no usan el hiyab.

La nueva disposición también pide a las personas que no reproduzcan música en sus autos mientras viajan.

Las restricciones han sido criticadas por activistas de derechos humanos, que señalan que convierten en “prisioneras” a las mujeres.

“Este nuevo orden esencialmente avanza ... más lejos en la dirección de convertir a las mujeres en prisioneras”, dijo a la AFP Heather Barr, directora asociada de derechos de la mujer de Human Rights Watch.

“Les cierra las oportunidades de moverse libremente, viajar a otra ciudad, hacer negocios, [o] poder huir si enfrentan violencia en el hogar”, agregó.

Las restricciones se anunciaron meses después de que el Talibán tomara control de Afganistán, lo que ha sido seguido por varias medidas que limitan el movimiento, la educación y la inclusión en el sector público de las mujeres.

Durante el período anterior de los talibanes, entre 1996 y 2001, antes de que fuera derrocado por la coalición de países occidentales, los derechos de las mujeres estaban igualmente restringidos.

A las mujeres se les excluyó de escuelas, universidades, oficinas, y solo se les permitía salir de casa acompañadas de un hombre. También tenían que usar hiyabs que les cubrían todo el rostro.

Desde su regreso al poder en agosto, los talibanes han impedido otra vez que las mujeres accedan a la educación y han ordenado que las presentadoras y periodistas se cubran la cabeza con hiyabs.

Recientemente, el ministerio también pidió a los canales de televisión en Afganistán que dejen de transmitir programas que tengan mujeres.

Sin embargo, en este segundo periodo, los talibanes han insistido en que respetarán los derechos de las mujeres.

El domingo, el gobierno talibán aseguró que está discutiendo el tema de la educación de las mujeres.

“El Emirato Islámico no está en contra de la educación de las mujeres, pero sí está en contra de la coeducación”, comentó el ministro de educación superior de Afganistán, Abdul Baqi Haqqani a los reporteros.

“Estamos trabajando en construir un entorno islámico donde las mujeres puedan estudiar ... podría llevar algún tiempo”, añadió.

Sin embargo, Haqqani no especificó cuándo podrán regresar a la escuela las mujeres.

A principios de este mes, el gobierno talibán emitió un decreto que establece que las mujeres en Afganistán no deben ser consideradas “propiedad” y deben dar su consentimiento para contraer matrimonio, oponiéndose a los matrimonios forzados.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.