Los talibanes paquistaníes aseguran que los extranjeros no son el objetivo de sus ataques

Islamabad, 28 dic (EFE).- El principal grupo talibán paquistaní, el Tehreek-e-Taliban Pakistan (TTP), aseguró este miércoles que los extranjeros no son el objetivo de sus ataques y acusó a Islamabad de aprovecharse del aumento de atentados en el país para sacar rédito económico de otros países.

El TTP "está luchando contra las opresoras fuerzas de seguridad de la ocupación. Está claro que nosotros no tenemos ningún tipo de agenda externa", apuntó el portavoz del TTP, Muhammed Khurasani, en respuesta al reciente aumento de seguridad establecido por las autoridades en los puntos de acceso a la conocida como zona roja, donde se ubican las embajadas.

El grupo insurgente considera que las medidas tomadas por las autoridades responde a una "táctica para extraer dinero a los países relevantes" e instó a las representaciones diplomáticas establecidas en el país a no caer en las trampas del Gobierno de Pakistán.

La policía de Islamabad decretó la alerta máxima en la capital después del incidente del pasado viernes, cuando un atacante suicida cargado con explosivos se inmoló en el momento en el que la policía detuvo su vehículo para una inspección en el sur de Islamabad, un incidente que dejó al menos tres muertos y seis heridos.

Pakistán ha experimentado un aumento de las operaciones insurgentes en el país, especialmente en las provincias de Khyber Pakhtunkhwa, en el noroeste, y Baluchistán, en el sur.

Los ataques han aumentado especialmente desde que TTP anunció el pasado noviembre la reanudación de los ataques tras una serie de negociaciones infructuosas.

El TTP es un paraguas de varios grupos armados tribales creado en 2007 que busca imponer un Estado islámico en Pakistán y es aliado de los talibanes afganos, a los que guarda lealtad.

Desde su formación, el grupo ha llevado a cabo una brutal campaña de ataques terroristas en todo el país y matado a miles de personas, incluido un intento de asesinato de la premio Nobel Malala Yousafzai en 2012.

Esos ataques comenzaron a disminuir en 2014, pero desde que los talibanes afganos tomaron el poder en el vecino Afganistán, en agosto del año pasado, Pakistán ha visto un aumento en las actividades terroristas del TTP.

Las partes comenzaron el año pasado un proceso de diálogo con los talibanes afganos como mediadores y el TTP decretó un alto el fuego, aunque el pasado noviembre anunció la reanudación de los ataques en Pakistán tras las infructuosas negociaciones. EFE

aa-mvg/igr/psh

(c) Agencia EFE