Los talibanes capturan un distrito cercano a Kabul antes del alto el fuego

·2  min de lectura

Kabul, 12 may (EFE).- Los talibanes tomaron anoche el control de un distrito en la provincia afgana de Maidan Wardak, el más cercano a Kabul que han logrado capturar desde 2001, informaron este miércoles fuentes oficiales antes del comienzo este jueves de un alto el fuego de tres días en el país asiático.

El distrito de Nirkh, situado a unos 70 kilómetros al sudeste de la capital afgana, fue "capturado ayer por la tarde por los talibanes", afirmó hoy el gobernador de Maidan Wardak, Abdul Rahman Tariq, en un comunicado.

Tariq dijo que las fuerzas de seguridad afganas realizaron "una retirada táctica" que los talibanes aprovecharon para ocupar el centro del distrito, que alberga la oficina administrativa y el centro de Policía de la zona.

Un miembro del consejo provincial, que pidió el anonimato, afirmó a Efe que el distrito ha sido en los últimos días blanco de ataques continuos por parte de los talibanes hasta que "lamentablemente cayó como consecuencia de un acuerdo con los talibanes".

La fuente aseguró que la seguridad en Maidan Wardak "no es buena" en estos momentos y que la ocupación del distrito de Nirkh podría considerarse "una amenaza y una alarma" para la seguridad de Kabul.

Tras tomar el control del distrito, los talibanes incendiaron varios edificios y robaron todo el equipo y armas disponibles.

La noticia de la captura del distrito llega un día antes de un alto el fuego de tres jornadas anunciado por la formación insurgente el pasado lunes, con motivo de las celebraciones musulmanas de Eid-ul-Fitr que marcan el fin del mes sagrado de Ramadán.

El Gobierno afgano anunció el mismo lunes que respetará el alto el fuego proclamado por los talibanes, aunque ha solicitado una tregua permanente en el país que permita impulsar las estancadas negociaciones de paz en Catar que comenzaron el pasado septiembre.

El anuncio de este breve pero importante alto el fuego se produjo en medio de un aumento significativo de la violencia armada en el país en los últimos diez días, tras el inicio oficial de la última fase de la retirada de las tropas extranjeras el 1 de mayo.

Este proceso tiene previsto completarse antes del próximo 11 de septiembre, coincidiendo con el veinte aniversario de los atentados en Estados Unidos que desencadenaron poco después la ocupación extranjera de Afganistán y la caída del régimen talibán.

Durante los últimos días de enfrentamientos, decenas de miembros de las fuerzas de seguridad y más de 1.300 combatientes talibanes han sufrido bajas, y unas 2.000 familias han tenido que huir de sus hogares por los fuertes combates.

El Ministerio de Defensa anunció este miércoles que al menos 64 combatientes talibanes murieron y 41 más resultaron heridos en las últimas 24 horas en ocho de las 34 provincias afganas.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.