Talibanes aprenden rápido de los políticos del occidente al decir mentiras en conferencia de prensa

·4  min de lectura
Los talibanes tomaron Kabul el domingo ante la sorpresa del mundo.  (Rahmat Gul/AP)
Los talibanes tomaron Kabul el domingo ante la sorpresa del mundo. (Rahmat Gul/AP)

Han sido unas complicadas 24 horas, en cuanto a relaciones públicas, para los talibanes, con los informes de ejecuciones puerta a puerta y esas imágenes de personas tan desesperadas por escapar que preferirían aprovechar su cero por ciento de posibilidades y aferrarse al tren de aterrizaje de vuelos de evacuación que salieron desde el aeropuerto de Kabul.

Entonces, es hora de una conferencia de prensa. Eso arreglará las cosas. Saca los atriles, da la bienvenida a las cámaras y deja de lado algunas preocupaciones.

Allí se sentaron, bajo banderas blancas y negras, con sus túnicas de pashtun blancas y negras, con un aspecto no muy diferente al de un video de rehenes de Isis, con un ligero cambio en el formato, el rehén no era un contratista desafortunado de Wisconsin, sino todo un país.

Resulta que este Talibán es el nuevo y agradable Talibán amistoso. Incluso si has pasado los últimos 20 años trabajando para el ejército estadounidense, no será un problema.

“Todos han sido perdonados”, estaban aquí para explicar. “Nadie va a ser sujeto de venganza. Los jóvenes que tienen talentos, que han crecido aquí, no queremos que se vayan. Estos son nuestros activos, nos gustaría que se quedaran". Entonces ahí tienes. Los talibanes creen que los niños son el futuro. Los tratarán bien y los dejarán liderar el camino.

Resulta que las mujeres tampoco tienen que preocuparse. “El Emirato Islámico está comprometido con los derechos de las mujeres en el marco de la sharia. Nuestras hermanas tendrán los mismos derechos, podrán beneficiarse de sus derechos”.

Ya se ha señalado que el Ayatolá Jomeini dijo lo mismo sobre su toma de Irán en 1979, y resultaría que "los derechos de las mujeres dentro del marco de la sharia" son muy similares a los derechos de los pavos dentro de una de las supergranjas de Bernard Matthews.

Pero vamos. Démosles una oportunidad. Esas historias de hace unas semanas, cuando estos tipos (y en esa ocasión, realmente malos tipos) marchaban hacia Kabul, y las campesinas que no tenían los medios para cocinar para ellos fueron golpeadas hasta matarlas con las culatas de Kalashnikovs [un rifle de asalto ruso estilo AK-47]; bueno, tal vez haya algunos elementos deshonestos dentro de los talibanes, pero están trabajando para superarlos.

Leer más: América primero: cómo Trump y luego Biden arruinaron la retirada de Estados Unidos de Afganistán

Y más concretamente, podría haber sido peor. No es como si hubieran gastado cuatro millones de dólares del dinero de los contribuyentes en una sala para celebrar conferencias de prensa y luego decidieran no realizarlas después de todo. No es como si alguien de los talibanes se sentara allí y tratara honestamente de afirmar que solo había conducido un tanque a Kabul para probar su vista.

Aún así, dado que Estados Unidos y el resto se han escapado, parece que los nuevos talibanes, conocedores de los medios, llegaron para quedarse. Son más inteligentes que la última vez, aparentemente. Se ha aprendido que vale la pena decir simplemente que están haciendo una cosa mientras que en realidad hacen todo lo contrario.

Mientras digan que las mujeres van a estar bien, no importa si resulta que hay un hombre con un AK-47 parado en la entrada de sus salas de conferencias, impidiéndoles entrar. Siempre y cuando diga que todos están perdonados, y nadie está en peligro, entonces el mundo simplemente pensará que la gente que se cae de las ruedas de los aviones se ha vuelto absolutamente loca.

Llegan unos años tarde a esta fiesta en particular, por supuesto. Nosotros, en Occidente, estamos acostumbrados a que nos digan, por ejemplo, que tenemos un sistema de pruebas y rastreos que supera al mundo, un plan de atención social, un acuerdo Brexit listo para echar a andar y que enviaremos un paquete de ayuda por coronavirus dentro 12 semanas, que puede llegar o no en dos años, o más exactamente nunca.

Durante un tiempo, probablemente, todos estaremos muy preocupados por la enorme brecha entre lo que dicen y lo que hacen los talibanes.

Pero dado que apenas nos llevó un año dejar de preocuparnos por lo mucho que nuestros propios líderes nos están diciendo sistemática y repetidamente mentiras gigantescas, probablemente sea justo concluir que los talibanes ya se han dado cuenta de que se van a salir con la suya.

Relacionados

¿Cómo están vinculados los talibanes y Al Qaeda?

Talibanes atacan a Facebook por preocupaciones sobre la libertad de expresión

Diplomático UE: evacuación desde Afganistán requiere diálogo

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.