Taiwán promete contraatacar si las fuerzas chinas entran en su territorio

·2  min de lectura
Imagen entregada por el Ministerio de Defensa durante una conferencia de prensa en Taiwán

Por Yimou Lee

TAIPÉI, 31 ago (Reuters) - Taiwán dijo el miércoles que ejercerá su derecho a la autodefensa y contraatacará si las fuerzas armadas chinas entran en su territorio, mientras Pekín aumentaba las actividades militares cerca de la isla de gobierno democrático.

Pekín, que reclama a Taiwán como suyo en contra de las firmes objeciones del gobierno de Taipéi, ha realizado este mes ejercicios militares en torno a la isla como reacción a una visita de la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi.

Funcionarios de defensa taiwaneses afirmaron que continúan las patrullas militares de "alta intensidad" de China cerca de Taiwán y que la intención de Pekín de convertir el estrecho que separa a ambas partes en su "mar interior" se convertirá en la principal fuente de inestabilidad en la región.

"En el caso de las aeronaves y los barcos que se adentren en nuestro territorio marítimo y aéreo de 12 millas náuticas, el ejército nacional ejercerá el derecho a la autodefensa y al contraataque sin excepción", dijo en una rueda de prensa Lin Wen-Huang, jefe adjunto del Estado Mayor de Taiwán para operaciones y planificación.

Taiwán se ha quejado de que los drones chinos vuelan repetidamente cerca de sus pequeños grupos de islas cercanas a la costa china.

El ejército ejercerá el mismo derecho a contraatacar a los drones chinos que no hagan caso a las advertencias de abandonar el territorio taiwanés tras suponer una amenaza, añadió Lin.

Taiwán realizó por primera vez disparos de advertencia contra un dron chino el martes, poco después de que la presidenta Tsai Ing-wen ordenó a los militares tomar "fuertes contramedidas" contra lo que calificó de provocaciones chinas.

El ejército de Taiwán dijo que sus fuerzas volvieron a hacer disparos de advertencia y a lanzar bengalas el miércoles contra los drones que zumbaban en los islotes de su cadena de Kinmen, situados justo frente a las ciudades chinas de Xiamen y Quanzhou. Los drones volaron de vuelta a Xiamen, añadió.

(Reporte adicional de Ben Blanchard y Eduardo Baptista en Pekín; editado en español por Carlos Serrano)