Taiwán se convirtió en el primer país de Asia en legalizar el matrimonio homosexual

LA NACION

TAIPEI.- El Parlamento de Taiwán aprobó hoy la ley que reconoce el matrimonio homosexual y se convirtió en el primero en Asia en hacerlo, una norma sin precedentes en el continente.

Dos años después de un dictamen histórico de la más alta jurisdicción de la isla, los diputados taiwaneses aprobaron por mayoría la ley que permite a las personas del mismo género a formar "uniones permanentes exclusivas" y una cláusula para que puedan solicitar a las agencias gubernamentales el "registro del matrimonio".

La aprobación de la ley, que pone a Taiwán en la vanguardia del creciente movimiento por los derechos LGBTIQ+ en Asia, es una importante victoria para la comunidad LGBT de Taiwán, que luchó durante décadas para obtener derechos similares a los de las parejas heterosexuales.

"El 17 de mayo de 2019 en Taiwán, el amor ha triunfado", aseguró la presidenta Tsai Ing-wen tras ver cumplida una de sus promesas de campaña. "Hemos dado un gran paso hacia una verdadera igualdad y convertido Taiwán en un país mejor", agregó en un tuit acompañado de la bandera arcoiris.

En mayo de 2017, el Tribunal Constitucional de la isla había emitido un dictamen histórico que juzgaba anticonstitucional el hecho de privar a las personas del mismo género del derecho de casarse. Había dado entonces un plazo para cambiar la ley y había advertido de que si no hacía nada, el matrimonio gay pasaría a ser legal. Ese plazo vencía el 24 de mayo de este año.

Este viernes, Día Internacional contra la Homofobia, la Transfobia y la Bifobia, el Parlamento de Taiwán se pronunció sobre tres proyectos de ley distintos sobre las uniones homosexuales.

El texto vencedor, el que impulsaba el gobierno, era el más progresista y el único que empleaba la palabra "matrimonio". Los otros dos, presentados por opositores al matrimonio igualitario, proponían algo más parecido a una unión civil.

Miles de personas se congregaron frente al Parlamento, desafiando una fuerte lluvia, y celebraron la aprobación de la ley.

Debate sobre la adopción

El Parlamento de Taiwán seguía debatiendo otros proyectos, entre ellos, el derecho de adopción de las parejas homosexuales. La propuesta más progresista solo prevé la posibilidad de adoptar al hijo biológico de uno de los miembros de la pareja.

Las asociaciones de defensa de los derechos de la comunidad LGBTIQ+ se declararon sin embargo dispuestas a hacer concesiones en este ámbito si obtenían un reconocimiento del concepto de matrimonio. La idea es que las batallas por la adopción y por la gestación subrogada pueden esperar.

Agencias AFP y AP