Tailandia: Famoso templo budista prohíbe paso a extranjeros

BUSABA SIVASOMBOON
Turistas visitan la estatua del Buda Reclinado, de 46 metros de largo, que está cubierto de oro, en el templo Wat Pho en Tailandia, el 13 de marzo de 2020. (AP Foto/Sakchai Lalit)

BANGKOK (AP) — Una de las principales atracciones turísticas de Tailandia no está permitiendo el ingreso de extranjeros ante el temor de que puedan propagar el coronavirus.

El jueves en la puerta principal de Wat Pho, el templo budista adyacente al Gran Palacio de Bangkok, había carteles con los mensajes en inglés: “Abierto solo para tailandeses” y “Ahora no abierto para extranjeros”.

El templo es uno de los más grandes del país, con murales y adornos dorados que cubren muchas superficies, pero es mejor conocido por albergar al Buda Reclinado de 46 metros (151 pies) de largo, que está cubierto de oro.

Uno de los empleados administrativos de Wat Pho explicó por teléfono que el comité del templo decidió excluir a los extranjeros debido a las preocupaciones sobre el COVID-19.

“El brote todavía está desenfrenado en muchos países, por lo que debemos permanecer vigilantes según lo aconsejado por el gobierno”, dijo Wit Artchinda.

Sin embargo, no se sabe de alguna orden gubernamental para prohibir la entrada de extranjeros al templo.

El templo, conocido formalmente como Wat Phra Chetuphon, reabrió la semana pasada después de estar cerrado dos meses.

Por ahora, la prohibición tiene poco efecto práctico más allá de excluir a los expatriados que viven en el país, ya que Tailandia ha estado cerrada a los turistas extranjeros desde hace dos meses. La llegada de vuelos internacionales de pasajeros está prohibida hasta al menos fin de mes.

El número de casos de COVID-19 en Tailandia ha sido relativamente bajo. No se informaron nuevos casos el jueves, manteniendo el número total en 3.125, con 58 muertes.