Tabaré Vázquez sufre cáncer de pulmón y se tratará sin dejar la presidencia

Nelson Fernández

MONTEVIDEO.- No renuncia ni resigna el mando. Enfrentará el cáncer con un tratamiento médico en su propio país, al que seguirá gobernando hasta el cambio de mando. El presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, fue intervenido ayer en un sanatorio privado y, en cuanto fue posible, su médico y colega le dijo lo que él creía desde hace unos días: tiene cáncer de pulmón.

"Por suerte está muy bien, se recuperó muy bien y se le pudo hacer el procedimiento sin ninguna complicación; ya está despierto, está comiendo y está bárbaro", declaró Jorge Vázquez, hermano del presidente y viceministro del Interior, al salir del centro médico.

La paradoja del destino es que justamente Vázquez dedicó gran parte de su vida al combate al tabaquismo, con la advertencia de que su consumo genera cáncer de pulmón. Cuando era médico alertaba a los fumadores sobre esos riesgos y cuando llegó al gobierno no solo prohibió fumar en lugares públicos, sino que dispuso restricciones a la publicidad y venta de cigarrillos y lanzó campañas de prevención.

Mario Zelarayán, a cargo del Departamento Médico de Presidencia de la República, dijo que el tumor que tiene Vázquez pudo haber sido generado por "fumador pasivo".

Tras la intervención realizada en la Asociación Española de Socorros Mutuos, la Secretaría de Prensa de Casa de Gobierno ratificó que Vázquez comenzará un tratamiento oncológico sin abandonar el cargo.

La vicepresidenta es Lucía Topolansky, esposa del expresidente José Mujica, ya que en medio del período debió renunciar el entonces vicepresidente Raúl Sendic, tras un escándalo por uso de título universitario falso; descalabro financiero de la empresa petrolera estatal, que había presidido, y un procesamiento por uso de dineros públicos en compras personales.

Vázquez había anunciado el martes que se le había detectado un nódulo con apariencias firmes de ser un tumor en el pulmón derecho.

Sus dos padres y una hermana mayor habían muerto de cáncer, lo que influyó en su decisión de volcarse a la medicina y especializarse en el tratamiento de esa enfermedad. Uno de sus hijos, Álvaro Vázquez, también es médico y oncólogo, y lo sucedió en la Asociación Española de Socorros Mutuos como jefe del Servicio de Oncología: esta semana tuvo la misión de dirigir la asistencia al jefe de Estado, con un equipo de especialistas y el cirujano de tórax que realizó la intervención para confirmar el diagnóstico.

Vázquez fue el primer presidente de Uruguay por la coalición de izquierda Frente Amplio; rompió así una alternancia en el poder de colorados y blancos de 1830 a 2004.

Fue elegido presidente para el período 2005-2010 y para 2015-2020. Vázquez cumplirá 80 años el 17 de enero y el 1º de marzo deberá transferir el mando al nuevo presidente.

Su actual gestión tiene baja aprobación y alto rechazo, y el Frente Amplio concurrirá a las elecciones presidenciales del 27 de octubre con desventaja frente a los partidos de la oposición.