Túnez expulsa a líder sindical europea por participar en protestas de UGTT

Túnez, 19 feb (EFE).- El presidente de Túnez, Kais Said, declaró "persona non grata" a la secretaria general de la Confederación Europea de Sindicatos (CES), Esther Lynch, y le dio un plazo de 24 horas para abandonar el país, después de que esta participara este sábado en una protesta antigubernamental convocada por el sindicato UGTT.

"Realizó declaraciones que incluían una injerencia flagrante en los asuntos internos de Túnez", señaló la Presidencia tunecina en un comunicado publicado en redes sociales.

Miles de simpatizantes del poderoso sindicato de Túnez, UGTT, marcharon este sábado en varias regiones del país, fuera de la capital, contra la política económica y "los ataques a las libertades" del presidente tunecino, que gobierna con plenos poderes.

"No hay forma de permitir que ninguna parte del exterior ataque la soberanía del Estado y la soberanía de su pueblo", indicó la nota de Presidencia en la misma línea que esta semana Said reaccionó a las críticas internacionales por la campaña de arrestos de destacadas personalidades el pasado fin de semana.

El alto comisionado de la ONU para los Derechos Humanos y el Parlamento Europeo mostraron esta semana su preocupación por la creciente persecución de opositores y pidieron el cese inmediato de los procesos militares contra civiles que se multiplican en el país.

Para la central sindical, uno de los principales actores de la revolución de 2011, la convocatoria de protestas de este sábado supuso tomar el pulso a la calle, y registró su protesta más concurrida en Sfax, la segunda ciudad de Túnez, en la que Lynch participó.

El poderoso sindicato, que apoyó en un primer momento la intervención del presidente cuando este se arrogó plenos poderes el 25 de julio de 2021 para "rectificar" la transición, ha endurecido el tono hasta llamar a movilizaciones tras el arresto este mes de uno de sus responsables, acusado de provocar pérdidas financieras por convocar una huelga.

"La UGTT no puede dejar al país en manos de un solo decisor y una Constitución -aprobada el año pasado en referendo con casi el 70% de abstención- redactada solo por el presidente de la República para construir una nueva dictadura”, reprobó el secretario general adjunto del sindicato, Taher Barbari, este sábado.

La central sindical anticipó un calendario de movilizaciones en todo el país que culminará con una multitudinaria marcha el próximo 11 de marzo en la capital tunecina contra los recortes públicos previstos en el paquete de reformas para obtener el crédito del Fondo Monetario Internacional (FMI) de 1.900 millones de dólares.

(c) Agencia EFE