Títulos de Argentina afirman alzas, se desacelera inflación y confirman tasa estable

Una comerciante callejera recoge plátanos de un carrito que usa para vender verduras y frutas en el centro de Buenos Aires

Por Jorge Otaola

BUENOS AIRES, 12 ene (Reuters) - Los activos argentinos cotizaron nuevamente al alza este jueves, con una firme consolidación de precios luego de la oficialización del dato inflacionario del 2022, junto al aire fresco que provoca la retracción del riesgo país y el vuelco de liquidez tras una mejora crediticia.

El nivel de precios minoristas (IPC) casi se duplicó en la comparación interanual en la golpeada economía de la nación sudamericana, al 94,8% desde un 50,9% en 2021, con un enorme perjuicio en el poder adquisitivo de la población, además de afectar a su vapuleada moneda.

"Los bonos y las acciones se motivan con motivos propios, los inversores ya descuentan que la inflación es muy alta y que el Gobierno lucha por bajarla. El riesgo país cede terreno y los ADRs (argentinos) en Nueva York repercuten para el récord bursátil (en Buenos Aires)", dijo el analista Marcelo Rojas.

El banco central (BCRA) mantuvo su tasa referencial en 75% anual para acompañar los rendimientos positivos del mercado y tras conocerse el dato de inflación. Esta decisión fue adelantada el miércoles por Reuters.

* El índice líder S&P Merval de la bolsa porteña subió un 4,24%, a 234.153,71 puntos como cierre provisorio, luego de marcar su nuevo máximo histórico intradiario en 234.946,82 unidades en la parte final de los negocios.

* Los papeles financieros siguen como estrellas en el rally alcista, al ritmo de los ADRs argentinos en Wall Street, destacándose el incremento diario del 7,22% en el Grupo Financiero Galicia.

* Los mercados globales evidenciaron una caída del dólar luego de la difusión de una baja de los precios al consumidor en Estados Unidos en diciembre, por primera vez en más de dos años, fortaleciendo la posibilidad de que la Reserva Federal reduzca aún más su ritmo de alza de tasas.

* Este dato avaló a los títulos argentinos, en línea con lo evidenciado en las economías emergentes, pese a cierta selectividad sobre los papeles de deuda soberana propia de las características de cada amortización.

* Los bonos extrabursátiles ascendieron un 1,4%, tras avanzar un sólido 2,8% el miércoles, con un riesgo país del banco JP.Morgan que bajaba 15 unidades, a 1.992 puntos básicos hacia las 2000 GMT.

* El indicador llegó a 1.991 puntos el miércoles, el menor nivel desde inicio de junio pasado y lejos del tope cercano a los 3.000 puntos alcanzados a finales de julio. Este comportamiento resulta un gran aliciente para los negocios financieros argentinos, dijeron operadores.

* "Los bonos argentinos suben, pero quien los compra sabe el riesgo de cobrarlos", sostuvo el economista Roberto Cachanosky en relación a los antecedentes de incumplimientos que arrastra Argentina. Los títulos ajustados por inflación son los predilectos entre la demanda.

* El peso argentino ratificó su andar devaluatorio ante una demanda estacional de dólares en la temporada turística del verano austral. Las coberturas de posiciones son alentadas también por un notorio sobrante de pesos tras el reciente pago de intereses ligados a la deuda soberana.

* La moneda cotizada en la plaza marginal o "blue" cedió un 0,55%, a 361 unidades y luego de marcar su mínimo récord de 362 unidades, con una brecha de casi un 100% ante el mercado interbancario que bajó el 0,17%, a 180,97/180,987 unidades, con saldo neutro en la regulación cambiaria del BCRA para cuidar sus reservas.

* En otros mercados cambiarios alternativos como el "contado con liquidación" (CCL) y el "dólar MEP", la cotización perdió posiciones hasta las 347,1 y 340,6 unidades, respectivamente.

* La Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) hizo fuertes recortes a sus estimaciones de cosecha para la soja y el maíz 2022/23, ahora de 37 millones y de cerca de 45 millones de toneladas respectivamente, debido al impacto de la peor sequía en 60 años en afectar al exportador clave de alimentos.

* Esta realidad tendrá un fuerte impacto económico, según la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, con una retracción equivalente al 1,8% del PIB en 2023, que llevaría al país a perder hasta 11.628 millones de dólares en exportaciones de granos.

(Reporte de Jorge Otaola; reporte adicional de Hernán Nessi y Maximilian Heath; Editado por Lucila Sigal)