Tíos asesinaron a niño Fredy a golpes, señala la FGJ

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 25 (EL UNIVERSAL).- La fiscalía capitalina dio a conocer que Fredy, el niño de ocho años que fue encontrado sin vida la madrugada del miércoles en calles de la alcaldía Gustavo A. Madero, fue asesinado por sus propios tíos, Flor y Rogelio, quienes ya están detenidos.

Según las primeras indagatorias, los imputados, presuntamente en estado inconveniente, azotaron al niño contra la pared porque éste “no dejaba de molestar” y no los dejaba dormir; una vez que se dieron cuenta de que el menor estaba muerto, lo dejaron en el callejón, donde fue localizado.

Los padres del menor refirieron a la autoridad que habían dejado encargado a Fredy con sus tíos y primos, pues ellos tenían que ir a trabajar. "Les informo que, derivado del trabajo realizado por esta fiscalía, se estableció la probable participación de Flor y Rogelio en el delito de homicidio calificado en agravio del pequeño, de quien ambos son familiares indirectos. (...) Fueron trasladados, respectivamente, al Centro Femenil de Reinserción Social Santa Marta Acatitla y al Reclusorio Oriente", detalló el vocero de la fiscalía, Ulises Lara.

Según el expediente del caso, Fredy fue ingresado el pasado 22 de noviembre al Hospital Materno Infantil de Cuautepec, donde ya no contaba con signos vitales, por lo cual se inició la carpeta de investigación correspondiente. El Ministerio Público reunió suficientes pruebas que revelaron que el menor fue víctima de maltrato infantil, lo cual se estableció luego de recabar distintos testimonios y videos de cámaras de videovigilancia públicas y privadas.