Tétrico: organizó un falso velorio para compartir el dolor con sus amigos

·1  min de lectura
Mayra tiene 59 años y quiso llevar adelante su propio funeral en vida
Mayra tiene 59 años y quiso llevar adelante su propio funeral en vida

Vestida de blanco, acostada en un ataúd del mismo color, maquillada y con una corona de flores, Mayra Alonso fue velada. Pero lo particular de esta historia no son los videos, las grabaciones ni el dolor de los presentes sino que la homenajeada no había fallecido.

El peor momento de "Luisito" de Cuestión de peso: sus amigos piden ayuda

Coche fúnebre, ataúd y todos los preparativos propios de un último adiós fueron organizados por la propia Mayra, una mujer dominicana que decidió armar, en vida, su propio funeral. “Me siento feliz porque estoy compartiéndolo con toda mi gente, era mi mayor deseo. Este COVID hay que agradecerle a Dios que nos dejó vivas y si nos dejó vivas hay que compartir”, describió ella misma en un video la tétrica idea llevada adelante.

“Si yo me muero mañana, no quiero que me hagan nada porque ya lo hice en vida. Gracias a toda mi gente que compartieron esto. Hace un año y medio que yo quería celebrar mi muerte y mi vida”, añadió. Celebrado en la localidad de Santiago, en el ya mencionado país del Caribe, fue el primer funeral pagado íntegramente en vida por el homenajeado y tuvo un costo de mil dólares, conforme a lo que relataron periodistas de Al rojo vivo.

En cuanto al encuentro, los presentes compartieron bebidas, comida y “despidieron” a Mayra, quien pasó cerca de una hora y media dentro del féretro. Mientras que muchos invitados se mostraron felices por la celebración, otros tantos fingieron estar tristes para darle a esta mujer de 59 años el gusto de ser despedida como ella lo hubiera querido.

El drama de Mónica Gonzaga: quieren cobrarle una multa de US$ 23.000 en Uruguay

Además, ella misma se encargó de mencionar que, cuando fallezca, no quiere que la velen dado que ya tuvo la oportunidad de vivir esa experiencia en vida y poder compartirlo ella misma con sus allegados.