Técnica de restauración sorprende y causa polémica

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, enero 8 (EL UNIVERSAL).- El Palacio Postal, en Tacuba 1, Centro Histórico de la CDMX, atraviesa por un proceso de conservación y restauración que, aunque causó confusión en redes sociales, el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) explicó que en realidad se trata de una técnica que "permite su restauración óptima para futuros acontecimientos, siendo esta la solución menos dañina y más viable".

Desde el jueves por la tarde, usuarios en redes señalaron que el inmueble catalogado como Monumento Artístico había sido intervenido con "pintura vinílica". El mensaje que estuvo acompañado con por imágenes fue muy comentado, pero hasta este viernes por la tarde el INBAL emitió un comunicado para explicar que sobre la fachada del Palacio se colocó un "engobe de sacrificio".

El engobe, detalló el Instituto, "permite proteger la cantera de agentes externos y es elaborado con diferentes materiales, como aglutinantes de origen natural, pigmentos naturales y pinturas a la cal. El engobe es una suspensión de arcilla de consistencia líquida fina, la cual pigmenta los materiales, como la cantera del exterior del Palacio Postal, y su función es protegerlo contra influencias externas. Cabe precisar que de ninguna manera se está aplicando pintura vinílica en la fachada del Palacio Postal, y las instituciones federales en materia de conservación del patrimonio cultural continuarán con el acompañamiento del proceso de restauración".

Agregó que el programa de atención del Palacio Postal inició en 2021 y para su realización se pidió la autorización del INBAL y del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), quien lo revisó y validó, pues el edificio está en una zona de monumentos históricos.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.