Té rojo ayuda eliminar toxinas y adelgazar

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, diciembre 22 (EL UNIVERSAL).- Ya sea blanco, verde, azul, rojo o negro, todas las variedades de té provienen de la misma planta Camellia Sinensis. No obstante, una de estas bebidas se distingue por su largo proceso de fermentación antes de comercializarse y servirse: el té rojo.

Esta variante también es conocida como té pu-erh se produce principalmente en la provincia de Yunnan, en China.

A diferencia del resto de los tés, las hojas para el té rojo se almacenan en barricas de bambú al menos por 2 años; sin embargo, los ejemplares de mejor calidad se fermentan hasta por 60 años.

Gracias a su delicada elaboración, esta bebida está repleta de beneficios para la salud. Aquí te contamos cómo puede ayudarle a tu cuerpo.

De acuerdo con un artículo de Zoological Research, el té rojo quema la grasa almacenada en el cuerpo y promueve la pérdida de peso a largo plazo. Sus efectos fueron comprobados en un estudio publicado por Nutrition Research: los participantes que tomaron té pu-erh tres veces al día bajaron de peso, disminuyeron su índice de masa corporal y perdieron grasa abdominal después de 12 semanas.

Debido a su proceso de fermentación, el té rojo es rico en probióticos, un grupo de bacterias saludables que controlan el apetito y los niveles de azúcar en la sangre, explica Journal of Agricultural and Food Chemistry.

Asimismo, esta bebida es un remedio natural contra la hiperlipidemia, es decir, el exceso de colesterol y triglicéridos en el torrente sanguíneo, según una publicación de Phytotherapy Research. A su vez, las bajas concentraciones de grasas en la sangre previenen enfermedades cardiovasculares.

Por otra parte, Tea Shop señala que el té pu-erh elimina las toxinas y evita la retención de líquidos. La acumulación anormal de agua suma de uno a tres kilos en tu peso total, así que sus propiedades diuréticas también contribuyen a la pérdida de peso.

Otros beneficios del té rojo incluyen su uso para el tratamiento de la osteoporosis y de la enfermedad de hígado graso no alcohólico, afirma Journal of Gastroenterology.

Si quieres probarlo, solo necesitas una cucharadita de hojas de té pu-erh por cada taza de agua caliente. Deja reposar durante dos minutos a una temperatura aproximada de 85 a 95 grados Celsius. Compleméntalo con el endulzante de tu preferencia, limón o un toque de leche, sugiere el blog especializado Infusionismo.

Tea Shop recomienda que tomes una taza de té rojo después de cada comida para que mejores tu digestión, aceleres tu metabolismo, prevengas la absorción excesiva de grasas y expulses las toxinas de tu cuerpo. Para mejores resultados, haz actividad física y mantén una alimentación balanceada.

Modera su consumo, ya que esta bebida contiene cafeína y podría causarte insomnio.