Último suspiro: londinenses salen de fiesta en víspera de nuevas restricciones

·1  min de lectura

LONDRES, 16 dic (Reuters) - Una mujer agitó abanicos de plumas violetas mientras decenas festejaban con cervezas y algunos cantaban karaoke en las calles, en el último aliento festivo antes de que Londres imponga su nivel más estricto de restricciones por COVID.

Durante gran parte de 2020, los pubs del West End de Londres y los hedonistas clubes nocturnos de Shoreditch han permanecido en silencio, desprovistos de la diversión que, a lo largo de los siglos, ha atraído a poetas borrachos, músicos y personas solitarias en busca de compañía.

A medida que las restricciones más severas acechaban al filo de la medianoche, unos cientos de juerguistas dejaron de lado la melancolía del COVID-19 en el Soho y salieron de fiesta en las calles, en su mayoría sin mascarillas.

Una mujer, vestida con shorts blancos en una noche del otoño boreal, agitó abanicos de plumas violetas mientras otra batía alas blancas gigantes adornadas con luces de colores. A su alrededor, los asistentes cantaron, bebieron y bailaron.

La policía fue abucheada cuando le pidió a la gente que se disperse. Reuters no presenció ningún arresto.

Algunos pubs y bares, uno de los cuales tenía un letrero que decía "Salven el Soho para ayudar a salvar medios de vida", vendieron bebidas más baratas, como pintas de cerveza por solo 2 libras (2,70 dólares) antes de cerrar. A partir del miércoles sólo podrán ofrecer comida para llevar.

Las restricciones por el coronavirus dejaron a muchos bares y restaurantes de todo el mundo frente a una crisis de efectivo sin precedentes: alquileres altos, a menudo deudas elevadas y nulos ingresos.

(1 = 0,7405 libras)

(Reporte de Henry Nicholls; escrito por Guy Faulconbridge. Editado en español por Lucila Sigal)