En suspenso, el hit 3.000 de Miguel Cabrera en las mayores

·3  min de lectura
El venezolano Miguel Cabrera, de los Tigres de Detroit, reacciona al ponchete que le aplicaron en la sexta entrada del partido contra los Yanquis de Nueva York, en Detroit, el jueves 21 de abril, en el que no pudo conseguir el hit número 3.000 de su carrera. (AP Foto/Paul Sancya) (ASSOCIATED PRESS)

DETROIT (AP) — La historia beisbolera está en suspenso en Motor City.

Miguel Cabrera tendrá que esperar al menos un día más para conseguir el hit 3.000 de su carrera porque el partido entre los Tigres de Detroit y los Rockies de Colorado del viernes en la noche fue cancelado debido a la lluvia.

La suspensión del encuentro fue decretada más o menos una hora antes de su inicio en el Comerica Park. Cabrera no ha podido alcanzar la marca y acumula 2.999 indiscutibles, cifra a la que llegó después de conseguir tres en el encuentro del miércoles.

El venezolano reconoció que ese hito significa mucho para él y dijo que le ha ganado la emoción de sólo pensar en ello esta semana.

“Estaba soñando con este momento”, dijo. “Cuando me encontraba en el dugout pensaba ‘wow’".

Los Rockies y los Tigres tendrán que disputar el sábado una doble cartelera para compensar el cotejo cancelado. El primer duelo comenzará a la 1:10 de la tarde y el segundo a las 6:40.

Detroit tiene previsto enviar al abridor derecho Tarik Skubal (0-1, 3.72) y Colorado al venezolano Antonio Senzatela (0-1, 2.16) en el partido inicial.

Los Tigres recorrieron el estreno del derecho Beau Brieske en las Grandes Ligas del sábado en la tarde a la noche, para el segundo partido, en el que el abridor de los Rockies será Austin Gomber (0-1, 7.00).

Debido a una lluvia ligera el primer partido de la serie entre ambos conjuntos fue cancelado y las precipitaciones continuarían el resto de la noche. Para el sábado, habría sol y la temperatura más alta alcanzaría los 27,2 grados (81 F), según los pronósticos.

El jueves, Cabrera recibió base por bolas intencional en la octava entrada, lo que provocó un fuerte abucheo en el Comerika Park, donde los Tigres derrotaron 3-0 a los Yanquis de Nueva York.

Cabrera, de 39 años, está a un hit de convertirse en el 33er jugador de las Grandes Ligas que alcanza los 3.000 imparables y en el primer venezolano que logre la hazaña.

También se encuentra a un hit de convertirse en el séptimo jugador con 500 jonrones y 3.000 indiscutibles. Los otros grandes jugadores de todos los tiempos en este selecto club son Hank Aaron, Willie Mays, Eddie Murray, el cubano Rafael Palmeiro, el dominicano Albert Pujols y Alex Rodriguez.

Entre aquellos grandes de todos los tiempos, Cabrera se sumará a Aaron y Mays como el trío con un promedio de bateo de .300 o más.

“Esa será una compañía aun más especial”, dijo el viernes el miembro del Salón de la Fama y extorpedero de los Tigres, Alan Tramell, en el dugout de Detroit. “Va a pasar como uno de los ejores bateadores de la historia”.

“Él sabe que se está llegando al final, pero todavía le queda fuelle. Cuando todo se haya dicho y hecho este año, creo que va a tener una temporada formidable”.

Cabrera ganó la Triple Corona en 2012 convirtiéndose en líder en la liga en jonrones, remolcadas y promedio de bateo por primera vez desde que Carl Yastrzemski lo logró en 1967.

Dos veces lo nombraron el Jugador Más Valioso de la Liga Americana y fue nominado 11 veces al Juego de Estrellas con cuatro títulos de bateo, con una efectividad de .348 cuando fue escogido en votación el máximo jugador de la liga en 2013 por segundo año consecutivo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.