La suspensión de la vacuna de Johnson & Johnson, otro golpe a la lucha mundial contra el Covid

·5  min de lectura
La decisión de Johnson & Johnson se asemeja a la interrupción que realizó AstraZeneca en septiembre.
La decisión de Johnson & Johnson se asemeja a la interrupción que realizó AstraZeneca en septiembre.

YAKARTA.- Las campañas de vacunación en Estados Unidos y Europa recibieron hoy un revés, después de que las autoridades sanitarias recomendaron suspender la administración de la vacuna contra el Covid-19 de la compañía estadounidense Johnson & Johnson por “precaución” ante la posible relación entre el medicamento y la aparición de un tipo raro de coágulo sanguíneo.

La Casa Blanca salió al paso y dijo que esta suspensión no va a tener un “impacto significativo” en la campaña de inmunización, pero la compañía anunció que va a retrasar la entrega de dosis a Europa, el continente más golpeado por la pandemia, que superó el millón de muertes desde el inicio de la crisis sanitaria.

Los musulmanes comenzaron un mes de ayuno por el sagrado Ramadán en medio de la pandemia de coronavirus

La vacunación se ha convertido en la única esperanza para poblaciones hartas de restricciones. La India autorizó este martes el uso de la vacuna rusa Sputnik V, al día siguiente de que este país registrara 161.000 contagios, superando por séptima jornada consecutiva la barrera de los 100.000 nuevos casos diarios.

Pero la campaña estadounidense sufrió un contratiempo hoy. Los principales reguladores recomendaron que se detuviera “por precaución” el uso de la vacuna de Johnson & Johnson, la única validada de una sola dosis. La Administración de Drogas y Alimentos (FDA) y los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades están investigando seis casos reportados de un coágulo sanguíneo poco común en pacientes que recibieron esta vacuna. Estados Unidos ha administrado ya más de 6,8 millones de dosis de Johnson & Johnson.

Campañas pausadas

Estos incidentes parecen ser similares a los observados en Europa con el uso de la vacuna de AstraZeneca y ambos compuestos coinciden en que utilizan la tecnología de un adenovirus como vector. La vacuna de dosis única de Johnson & Johnson –la mayoría de los otros fármacos contra el Covid se desarrollaron en dos dosis– y la fórmula de bajo costo de AstraZeneca han sido consideradas como herramientas vitales para combatir la pandemia que ha causado la muerte a más de 3 millones de personas en el mundo, pero las dos han tenido problemas y su aplicación ha debido pausarse.

Mientras algunos países han suspendido la vacuna de AstraZeneca, otros han impuesto límites de edad. En Francia, no se entregará a menores de 55 años, mientras que en Alemania se ofrecerá a mayores de 60 años. Gran Bretaña permite que los menores de 30 años elijan una alternativa.

Una trabajadora de la salud recibe su primera dosis de la vacuna de  AstraZeneca contra el Covid-19 en un centro de vacunación en Rostock, Alemania, el 12 de febrero de 2021
Lena Mucha


Una trabajadora de la salud recibe su primera dosis de la vacuna de AstraZeneca contra el Covid-19 en un centro de vacunación en Rostock, Alemania, el 12 de febrero de 2021 (Lena Mucha/)

Las vacunas de AstraZeneca y Johnson & Johnson han sido la mejor oportunidad para muchos países en desarrollo. La vacuna de AstraZeneca, por ejemplo, se produce sin fines de lucro y es fácil de transportar y almacenar a temperatura ambiente. Eso fue deliberado: la universidad y la compañía se han comprometido a hacerla altamente accesible.

Por su parte, la vacuna de J&J es la otra gran esperanza, porque se administra en una dosis, no en dos, lo que reduce el costo y facilita la vacunación masiva para los países con sistemas de salud inestables.

Después de la extensa investigación sobre lo que está sucediendo con la vacuna de AstraZeneca, ninguno de los científicos está muy sorprendido de que casos similares relacionados con la coagulación sanguínea salgan a la luz con la versión de J&J.

Características en común con AstraZeneca

Las dos vacunas –y también la vacuna rusa Sputnik– están diseñadas de la misma manera. Usan un virus del resfriado común –de chimpancés en el caso de AstraZeneca y de humanos en J&J– para administrar proteínas del coronavirus al cuerpo que luego desencadenan una respuesta inmune en forma de anticuerpos y células T que lucharán contra el virus.

Ahora parece que esta tecnología puede tener algo que ver con esta rara condición, que la Agencia Europea de Medicamentos ha incluido como un efecto secundario oficial en el caso de la vacuna de AstraZeneca. Aún no se han escuchado si hay casos relacionados con la vacuna Sputnik.

La vacuna de AstraZeneca y Oxford tiene una eficacia de 82,4% con dos dosis separadas por un intervalo de entre 8 y 12 semanas
La vacuna de AstraZeneca y Oxford tiene una eficacia de 82,4% con dos dosis separadas por un intervalo de entre 8 y 12 semanas


La vacuna de AstraZeneca y Oxford tiene una eficacia de 82,4% con dos dosis separadas por un intervalo de entre 8 y 12 semanas

Al principio, la coagulación de la sangre con plaquetas bajas dejó perplejos a los médicos. Pero de alguna manera, la vacuna puede haber desencadenado una reacción del sistema inmunológico, generando anticuerpos que han sido responsables del desarrollo de coágulos en el cerebro y en otras partes del cuerpo.

De cualquier manera, esto sigue siendo raro. En Gran Bretaña, que tiene más casos que cualquier otro país porque ha administrado más inyecciones de la vacuna de AstraZeneca, es una ocurrencia de cuatro en un millón. En Estados Unidos, hasta ahora es menos de uno en un millón, pero es posible que aún se detecten otros casos.

Vacunados en el mundo

Según recuentos de la AFP, en el mundo se han administrado más de 800 millones de dosis de vacunas contra el Covid-19, mientras el número muertos a causa de la pandemia se acerca a los tres millones.

En este contexto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha advertido que la pandemia de Covid-19 entró en una fase “crítica” con las infecciones disparándose pese a las restricciones y las campañas de vacunación.

Coronavirus en Brasil: hay más jóvenes que adultos mayores en terapia intensiva

En tanto, la India autorizó la utilización de la vacuna Sputnik V contra el Covid-19 después de que el lunes superara por séptimo día consecutivo la barrera de los 100.000 nuevos casos diarios, lo que llevó al gobierno a decretar un toque de queda y a instaurar restricciones de movimiento.

La vacuna rusa es el tercera aprobada en India, junto con la de AstraZeneca y la Covaxin, de la firma india Bharat Biotech.

Agencias AFP y Reuters