Tras la suspensión de "Artemis 1", NASA reprograma su despegue

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, agosto 29 (EL UNIVERSAL).- A tan sólo unas horas de que el lanzamiento de Artemis 1 se convirtiera en una realidad, la NASA canceló su despegue con destino a la Luna, debido a una falla técnica en los motores del cohete SLS. Esta misión significaría el regreso de una nave espacial a la atmósfera lunar, luego de 50 años del último intento cuando el programa "Apolo" fue lanzado, época en que EU y la URSS protagonizaron la primera lucha por conquistar el espacio.

Desde la medianoche, miles de personas se dieron cita en los alrededores del Centro Espacial Kennedy, en Cabo Cañaveral (Florida), desde el que despegaría Artemis 1, una misión catalogada como histórica, pues no sólo marcaría el regreso de la NASA a territorio lunar, sino que sentaría las bases para desbloquear una nueva faceta en el ámbito científico; crear un laboratorio orbital con sede en la Luna y, más tarde, aspirar a pisar territorio marciano y desvelar los secretos más profundos de Marte.

Cuanto todo parecía marchar viento en popa, los técnicos de la agencia espacial se percataron que uno de los cuatro motores del cohete no lograría enfriarse a la temperatura adecuada para la hora en que estaba programado el despegue, ya que la caída de una tormenta imprevista impidió que el llenado de combustible ocurriese en el momento planeado. Pese a que el equipo de la NASA trabajó a marchas forzadas para arreglar el inconveniente, terminaron por suspender en lanzamiento.

Luego de los contratiempos de esta mañana, la agencia espacial indicó dos posibles fechas en las que se reprogramaría el despegue de la primera de tres misiones previstas en los próximos años. Si el clima lo permite, Artemis 1 podría lanzarse este viernes, pero primero se deben de llevar a cabo una reevaluación aspectos técnicos y condiciones térmicas que comprueben la seguridad del vuelo. De no ser así, la misión sería programada para el 5 de septiembre.

Cabe destacar que el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, fue uno de los invitados de la NASA a presenciar el despegue, ya que México es uno de los países que ha sido invitado para participar en las actividades que formarán parte del programa espacial Artemis 2 y 3.