Suspendieron el paro de subte de mañana y abren una mesa de negociación

Mauricio Giambartolomei

Se levantó el paro de mañana y habrá subte durante todo el día

Miles de pasajeros podrán viajar mañana con normalidad en el subte porteño ya que se levantó el paro previsto entre las 5.30 y las 10.30 anunciado ayer por los metrodelegados de la Asociación Gremial de los Trabajadores del Subte y el Premetro (Agtsyp). La medida le daba continuidad a un plan de lucha iniciado hace varias semanas en reclamo de un aumento de dotación de personal y tras el fracaso de las negociaciones de último minuto con la empresa.

"Dado que se nos citó de forma urgente mañana a las 11 a una audiencia en la Subsecretaría de Trabajo de la Ciudad por el faltante de puestos de trabajo en la línea E, suspendemos por 24 horas el paro previsto para el jueves. Quedamos en estado de alerta hasta saber el resultado de dicha audiencia", anunciaron hace minutos desde la Agtsyp.

Los metrodelegados suspendieron el paro por 24 horas para abrir una mesa de negociación

Hasta ayer las partes no se habían puesto de acuerdo y por segunda semana consecutiva el servicio podría haber quedado paralizado en horas pico. El viernes pasado los trabajadores llevaron adelante un paro entre las 13 y las 17 por la misma razón. Se espera en la audiencia de mañana se encuentren, además de los metrodelegados y representantes de la Subsecretaría de Trabajo, Metrovías y Subterráneos de Buenos Aires (Sbase).

El conflicto no se pudo destrabar en las nueve audiencias realizadas hasta aquí. Según los metrodelegados el problema sigue vigente por "el incumplimiento de los acuerdos que establecen la obligación de incorporar el personal correspondiente" a partir de la inauguración de la extensión de la línea E sin sumar boleteros en las estaciones Catalinas y Correo Central Norte.

En la audiencia de mañana, que reabre la instancia de negociación, deberán ponerse de acuerdo algunos puntos centrales que hacen al conflicto, uno de ellos, la cantidad de personal asignado a las nuevas estaciones de la línea E.

Desde la Agtsyp sostienen que aún falta cubrir nueve puestos, seis para dos boleterías de Catalinas y tres para Correo Central Norte. Los metrodelegados argumentan que en un acuerdo firmado en 2013 se había dispuesto la asignación de tres boleteros para cada nueva boletería inaugurada. En las estaciones Retiro y Correo Central Sur confirmaron que así sucedió.

Otros de los temas a debatir y para ponerse de acuerdo es el rol que deben cumplir los trabajadores. La intención es que los boleteros, cuando no haya pasajeros para atender en la ventanilla, tengan otras atribuciones fuera de la cabina para orientar y asesorar a las personas. Esta nueva función genera resistencia entre los trabajadores.