Suspendida la investigación por la explosión de Beirut por segunda vez en 2 semanas

·2  min de lectura

Beirut, 12 oct (EFE).- La investigación sobre la explosión que en agosto de 2020 causó más de 200 muertos en Beirut ha vuelto a ser suspendida este martes por segunda vez en dos semanas, después de que dos parlamentarios sospechosos de negligencia presentasen su enésima demanda para relevar al juez a cargo del caso.

El magistrado Tarek Bitar fue informado de la nueva suspensión nada más terminar una sesión en la que emitió una orden de arresto contra el legislador y exministro Ali Hassan Khalil por no acudir al interrogatorio al que estaba convocado hoy, informó a Efe una fuente judicial que pidió el anonimato.

Khalil y el también exministro Ghazi Zaiter han presentado nuevas demandas ante el Tribunal de Casación pidiendo que el magistrado sea apartado de la investigación, lo que ha obligado a suspender la pesquisa una vez más hasta que este tribunal de primera instancia tome una decisión, detalló la fuente.

Las familias de las víctimas de la tragedia han acusado a estos y otros parlamentarios de obstruir la pesquisa para ganar tiempo, pues carecen de inmunidad hasta que dentro de una semana se celebre la próxima sesión ordinaria de la Cámara, la primera desde la votación de confianza al nuevo Gobierno.

El líder del grupo chií Hizbulá, Hasan Nasralá, llamó anoche en un discurso televisado a nombrar un nuevo magistrado para la pesquisa, semanas después de que un alto mando de este movimiento político y armado amenazase presuntamente a Bitar con apartarle del caso.

Khalil y Zaiter, a quien le tocaba el turno para ser interrogado mañana, miércoles, pertenecen al partido también chií Amal, actualmente aliado de Hizbulá.

Organizaciones de derechos humanos han denunciado reiteradamente la obstrucción a la investigación por parte de una serie de ex altos cargos que se han amparado en su presunta inmunidad para no declarar, impidiendo avances significativos en el proceso más de 14 meses después.

El predecesor de Bitar fue relevado a principios de año a petición de ex altos cargos sospechosos de negligencia en relación a la deflagración de hace más de un año, que además de las víctimas mortales causó más de 6.500 heridos y una gran devastación en barrios enteros de la capital libanesa.

Los cientos de toneladas de nitrato de amonio que explotaron en Beirut llevaban años almacenadas en el puerto de la ciudad sin medidas de seguridad y líderes como el presidente libanés, Michel Aoun, y el entonces primer ministro, Hasan Diab, han reconocido que sabían de su existencia antes de la tragedia.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.