Suspenden fiesta de 300 personas en Acapulco

·1  min de lectura

CHILPANCINGO, Gro., enero 10 (EL UNIVERSAL).- En pleno repunte de contagios y fallecimientos por Covid-19, además de un incremento en la ocupación hospitalaria en Guerrero, este fin de semana policías en Acapulco dispersaron una fiesta de más de 300 personas, la mayoría jóvenes, y clausuraron tres comercios por no respetar las medidas sanitarias.

De acuerdo con el reporte, cerca de las 12 de la noche del viernes, policías municipales, de Protección Civil y del Centro de Atención y Protección al Turista de Acapulco (Capta) desalojaron a unas 300 personas que participaban en una fiesta en una casa del fraccionamiento Costa Azul.

En la fiesta, según las autoridades, los participantes no respetaron la sana distancia ni el uso de cubrebocas. Además, con la pandemia, las reuniones masivas están prohibidas.

En Acapulco, desde que comenzó la emergencia, se han dispersado decenas de fiestas y celebraciones religiosas, incluso, reuniones familiares que superan el aforo permitido.

Por otro lado, el ayuntamiento informó que fueron clausurados tres comercios por incumplir con las medidas sanitarias: dos restaurantes, Tacos Patos y Tamales Caleta, ambos ubicados en la zona del puerto, y una tienda de autoservicios denominada Extra.

Desde que comenzó la pandemia, han sido clausurados unos 170 comercios.

En los últimos días, en Guerrero se está registrando un aumento de contagios y fallecimientos por Covid-19. Este sábado fueron reportados 138 nuevos casos de la enfermedad y 17 muertes.