Suspenden a experta en salud canadiense tras revelarse que no es indígena

·2  min de lectura

La experta en salud pública Carrie Bourassa ha sido suspendida por dos instituciones públicas en Canadá después de que una investigación demostrara inconsistencias en su afirmación de que tiene raíces indígenas.

Bourassa fue suspendida como directora científica del Canadian Institutes of Health Research’s Institute of Indigenous Peoples’ Health, según un comunicado emitido por el presidente del instituto, Michael Strong, el lunes.

“Hoy hablé con la doctora Carrie Bourassa ... y acordamos que dejará todas sus funciones como directoracCientífica del instituto. Como tal, la doctora Bourassa tendrá una licencia indefinida sin sueldo con efecto inmediato”, dijo.

También fue puesta en licencia y se le relevó de todos sus deberes como profesora en el Departamento de Salud Comunitaria y Epidemiología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Saskatchewan, dijo el instituto en un comunicado diferente el mismo día.

La declaración citó algunos desafíos que cuestionan la identidad de Bourassa y señaló serias preocupaciones con la “información adicional revelada en las respuestas de la doctora Bourassa a los medios de comunicación, y con el daño que esta información puede estar causando a las personas y comunidades indígenas”.

La universidad iniciará una investigación sobre la información compartida por Bourassa, agregó el comunicado.

“Bourassa no regresará a ninguna labor de profesorado mientras dure la investigación. La universidad está comprometida con agilizar el proceso”, mencionaron.

La decisión de las instituciones se produce poco después de que una investigación de la CBC News informara que los registros genealógicos de Bourassa mostraban que no era indígena en absoluto, sino que tenía una ascendencia completamente europea.

La experta en salud ha afirmado pertenecer a las comunidades métis, anishnaabe y tlingit, con raíces norteamericanas.

Bourassa calificó a la investigación de la CBC como un ataque directo contra ella y su familia, y emitió un comunicado el 27 de octubre en el que dijo que estaba “conmocionada y consternada por el reciente ataque a mi identidad”.

Si bien había dicho anteriormente que no tenía documentos para probar sus afirmaciones, insistió en que no estaba mintiendo.

Además, Bourassa aseguró que había contratado a un genealogista dos años atrás para ayudarla a demostrar sus dichos, y que el proyecto sigue en marcha.

“Me parece espantoso que un medio de comunicación nacional esté optando por contar una historia sobre fraude de identidad indígena y usando mi nombre para hacerlo”, dijo.

“Toda esta campaña de difamación se deriva de la violencia lateral y me niego a permitir que sigan abusando de mí de esta manera. El verdadero periodismo debería ser un vehículo de empoderamiento para las mujeres indígenas, ya que somos las más vulnerables en este país que llamamos Canadá”, instó Bourassa.

"Pero, en su lugar, he sido utilizada como el siguiente objetivo en un ataque público destinado a causarme daño en lo que a estas alturas es nada menos que periodismo sensacionalista”, argumentó en su comunicado.

Relacionados

Corte canadiense falla a favor de comediante por broma sobre niño discapacitado

Papa Francisco acepta viaje a Canadá en busca de reconciliación con indígenas

COP26: Coalición destina 1.700 mdd a comunidades indígenas

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.