Suspenden empresa armadora de bicicletas en Iztacalco

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 9 (EL UNIVERSAL).- El Gobierno de la Ciudad de México, en coordinación con la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) del Gobierno de México, realizó la suspensión de actividades de una empresa con giro de armadora de bicicletas, bodega y oficinas, ubicada en la colonia Agrícola Oriental, alcaldía Iztacalco.

Esta acción se llevó en conjunto con el Instituto de Verificación Administrativa (Invea) y la Secretaría de Trabajo y Fomento al Empleo, tras una denuncia que realizaron los trabajadores de la empresa, por lo que se realizó una inspección laboral extraordinaria en materia de condiciones generales de trabajo, para verificar que se cumpliera con el pago del salario y prestaciones laborales. 

La STPS, en coadyuvancia con la STyFE, también realizó una visita de inspección extraordinaria en materia de seguridad e higiene, con el propósito de verificar si la actividad de la empresa era esencial, además de corroborar el cumplimiento de las medidas emitidas por la emergencia sanitaria por Covid-19. 

Ante la negativa a suspender actividades y al encontrar a trabajadores ocultos en las bodegas de la empresa, la STPS procedió a determinar la suspensión de actividades inmediata para proceder a la presentación de la denuncia ante el Ministerio Público, además de las sanciones en material laboral que resulten aplicables, tanto en materia local como federal. 

Durante dos horas, los inspectores del trabajo, tanto de la Ciudad de México como del Gobierno federal, realizaron supervisión en la planta laboral, encontrando diversos espacios cerrados y a los cuales personal administrativo de la empresa se negó a abrir.  

No obstante, personal del Invea, en coordinación con la Secretaría de Seguridad Ciudadana, procedieron a solicitar a los responsables de la empresa abrieran dichos espacios, iniciando la revisión de los mismos, en los cuales, se encontraron alrededor de 350 personas, sin guardar las medidas de sana distancia. 

Una vez concluida la diligencia, el Invea procedió a cerrar las instalaciones del lugar, imponiendo sellos de suspensión de actividades.

La empresa tiene un plazo de cinco días hábiles para presentar documentos a la inspección local, entre los que se encuentra la nómina. En el caso de que se detecte el incumplimiento a algún precepto de la Ley Federal del Trabajo, la multa se impondrá de conformidad con lo que prevé el artículo 992 del citado ordenamiento.