Suspenden bombeo de petróleo por oleoducto colombiano Caño Limón-Coveñas

·2  min de lectura
Foto de archivo. Imagen de un río contaminado con petróleo después de un ataque de la guerrilla contra el oleoducto Caño Limón-Coveñas, en Arauca

BOGOTÁ, 17 nov (Reuters) - El bombeo de petróleo por el oleoducto colombiano Caño Limón-Coveñas fue suspendido desde el lunes a consecuencia de un evento aún sin precisar que obligó a activar un plan de contingencia, informó el miércoles una portavoz de Cenit, la filial de Ecopetrol dedicada al transporte de hidrocarburos.

El evento se registró hace tres días en zona rural del municipio Tibú, en el departamento de Norte de Santander, cerca de la frontera con Venezuela.

El bombeo de petróleo por el oleoducto fue detenido para iniciar la reparación, dijo una portavoz de Cenit, quien explicó que la reanudación dependerá de que las Fuerzas Militares aseguren la zona y se concluyan los arreglos.

"El Ejército Nacional se desplaza hacia la zona para asegurar el sector y garantizar la entrada del personal técnico que evaluará la causa del evento ocasionado por terceros y atenderá la emergencia", dijo inicialmente Cenit en un comunicado.

En algunas ocasiones el oleoducto es blanco de ataques de la guerrilla izquierdista del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y de disidencias de las FARC que provocan derrame de crudo y contaminación ambiental, pero en otras grupos armados instalan válvulas ilegales para robar petróleo.

En lo que va del año se han registrado 23 ataques contra el oleoducto y se han detectado 33 válvulas ilícitas para el robo de crudo.

La tubería también puede ser afectada por derrumbes o deslizamientos de tierra.

Norte de Santander se convirtió en el más reciente epicentro de la violencia en el largo conflicto armado interno de Colombia, y en octubre se activó una nueva unidad militar con 14.000 efectivos para contener la violencia en la región, alimentada por la creciente producción de cocaína.

Hasta el 30 de junio se robaron en Colombia una media de 3.299 barriles diarios de crudo, según Cenit, la mayoría de los cuales se transportaron a través del oleoducto Cano Limón-Coveñas.

Durante 2020 el Oleoducto Caño Limón-Coveñas, de 773 kilómetros de longitud y con capacidad para transportar hasta 210.000 barriles diarios de crudo, fue blanco de 29 ataques, algunos de los cuales provocaron incendios y contaminación de ríos y quebradas, según estadísticas de Cenit.

(Reporte de Luis Jaime Acosta, editado por Nelson Bocanegra)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.