Suspenden a agentes de la Policía de Investigación por secuestro

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, febrero 15 (EL UNIVERSAL).- La Fiscalía General de Justicia (FGJ-CDMX), dio a conocer que el Consejo de Honor y Justicia de la Policía de Investigación (PDI), suspendió a tres agentes de esa corporación a fin de esclarecer una indagatoria contra los uniformados, pues son imputados por los delitos de privación de la libertad y contra la salud.

Según el expediente del caso, los agentes de investigación; Víctor Enrique Padilla Díaz, Adrián Casas Flores y David Arturo Nares Rayón, fueron detenidos por elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC-CDMX) a bordo de un vehículo Ford Fusion que se encontraba sobre la avenida Moliere en Polanco de la alcaldía Miguel Hidalgo, luego que varios testigos refirieran que estas con "actitud extraña" y que estaban armados.

Al llegar al lugar, los efectivos de la SSC se percataron que a bordo estaban tres hombres. Uno de ellos se encontraba en el asiento de atrás, mientras que los otros dos ocupaban los asientos del conductor y copiloto, respectivamente; estos últimos, se ostentaron como elementos de la Policía de Investigación.

En su oportunidad, la persona que se encontraba en la parte trasera, solicitó ayuda a los uniformados, manifestándoles que los tres agentes de investigación, lo tenían secuestrado y le exigían medio millón de pesos para su liberación.

Tras asegurar a los dos sujetos señalados, los policías inspeccionaron el automóvil y encontraron armas de fuego, mientras que en la cajuela se localizaron 74 bolsitas con vegetal verde con las características propias de la marihuana.

Los dos individuos fueron llevados a la Fiscalía de Investigación para el Delito de Secuestro, donde se inició la indagatoria en su contra, por su probable participación en los delitos de privación de la libertad y contra la salud.

El curso de las investigaciones establece que los tres agentes de la PDI suspendidos, podrían estar relacionados con estos hechos, por lo que se tomó la medida de separarlos de sus cargos, para continuar las investigaciones.