Crucero suspende viaje en el Caribe por casos de COVID-19

DÁNICA COTO
·3  min de lectura

SAN JUAN (AP) — Uno de los primeros cruceros en navegar por las aguas del mar Caribe desde que empezó la pandemia de coronavirus terminó su viaje antes de lo programado luego de que por lo menos cinco pasajeros dieron positivo al COVID-19, informaron el jueves las autoridades.

El SeaDream I lleva a 66 miembros de la tripulación y más de 50 pasajeros, en su mayoría estadounidenses, de acuerdo con Sue Bryant, quien está a bordo de la embarcación y es editora de viajes para los periódicos británicos The Times y The Sunday Times.

Bryant comentó a The Associated Press que un pasajero enfermó el miércoles, por lo que el crucero se vio obligado a regresar a Barbados, de donde había zarpado el sábado. Sin embargo, la embarcación aún no había atracado en Barbados debido a que las autoridades locales realizaban pruebas de coronavirus a aquellos a bordo. Añadió que fue el capitán quien anunció que por lo menos cinco pasajeros habían dado positivo.

El incidente marcó la primera travesía del SeaDream por las Indias Occidentales desde que empezó la pandemia. Estaba programado que la embarcación regresara a Barbados el sábado, de acuerdo con el itinerario publicado en internet. El crucero había hecho varias paradas en San Vicente y las Granadinas antes de regresar.

SeaDream Yacht Club, la empresa matriz del crucero y con sede en Noruega, no informó cuántos pasajeros arrojaron positivos en la primera ronda de pruebas.

Los pasajeros debían presentar una prueba PCR negativa para ingresar a Barbados y se les realizó otro análisis en el muelle, el cual fue administrada por el médico del crucero.

“Nos sentíamos muy seguros”, dijo Bryant, quien añadió que la nave había implementado estrictos protocolos de higiene. “Sin embargo, de alguna manera el COVID logró colarse a bordo”.

SeaDream dijo que el personal médico del crucero ha realizado pruebas de coronavirus a todos los miembros de la tripulación y que todos dieron negativo. La compañía también señaló que actualmente se realizan nuevos análisis diagnósticos a todos los pasajeros, que se encuentran en cuarentena junto con miembros no esenciales de la tripulación.

“Estamos trabajando de cerca con las autoridades de sanidad locales y del gobierno para resolver esta situación de la mejor manera posible”, dijo SeaDream. “Nuestra principal prioridad es la salud y seguridad de nuestra tripulación, pasajeros y de las comunidades que visitamos”.

Funcionarios del gobierno de Barbados no respondieron mensajes en busca de comentarios.

Las aguas del mar Caribe han estado en gran parte desprovistas de cruceros este año, luego de que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades suspendieron las operaciones de los cruceros en los puertos de Estados Unidos a mediados de marzo. Las restricciones de navegación expiraron el 31 de octubre.

La semana pasada, la Asociación Internacional de Líneas de Cruceros, que representa el 95% de la capacidad mundial del sector, dijo que sus miembros iban a suspender de manera voluntaria sus operaciones en Estados Unidos hasta el 31 de diciembre.

SeaDream fue una de las primeras líneas de cruceros en reanudar servicios en Europa. En agosto, la compañía reportó que un pasajero asintomático había dado positivo al coronavirus luego de desembarcar del SeaDream I en Dinamarca. Todos los demás pasajeros y miembros de la tripulación dieron negativo, informó la compañía.

___

El periodista de The Associated Press Dee-Ann Durbin en Detroit, Michigan, contribuyó a este despacho.